Tijuana, B.C.- La delegación Tijuana de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) ha sido reconocida a nivel nacional como ejemplo de cumplimiento de medidas sanitarias, incremento de afiliación y manejo administrativo.

Así lo resaltó Miguel Ángel Badiola Montaño, Secretario General del Consejo Ejecutivo Nacional de Canirac, quien luego de participar en una junta de la cámara a nivel nacional, directivos expresaron su reconocimiento a esta frontera por la adecuada implementación y resultados que ha mostrado durante la reapertura del sector gastronómico.

«Fue grato escuchar que la delegación Tijuana fue puesta como modelo de delegaciones de la Canirac en el país, ya que ha sido la que menos establecimientos ha cerrado y la que mejores resultados ha generado con la aplicación del protocolo de protección sanitaria», apuntó.

Y es que a nivel nacional, la cámara estima la pérdida de 60 mil unidades de negocio, derivado de la crisis económica que ha provocado la pandemia de covid-19.

El dirigente señaló que mientras en Baja California y, en particular Tijuana, se estimaba la pérdida del 30 a 35 por ciento de los restaurantes, sin embargo, esta cifra disminuyó a 10 por ciento, lo que representa alrededor de mil establecimientos.

«Es preciso mencionar que el protocolo Mesa Segura ha venido dando muy buenos resultados, destacándonos a Tijuana como ejemplo y modelo del cumplimiento, incremento de afiliación y manejo administrativo y lo cual esperamos pronto implementar en Mexicali, que ha sido la ciudad más afectada», subrayó Badiola.

El Secretario General indicó que algunos factores que han perjudicado a la capital del estado están las altas temperaturas que generan altos costos en el servicio de electricidad, aunado a que es una temporada de bajo consumo, y que los establecimientos solo pueden operar al  30 por ciento de su capacidad, por lo que para muchos empresarios no es redituable abrir aún sus puertas.

Por otro lado, destacó que el comportamiento de Tijuana y Baja California es totalmente diferente al resto del país, en un sentido positivo, toda vez que a pesar de la pandemia se han inaugurado establecimientos con ofertas gastronómicas innovadoras.

Además, dijo, el sector ha encontrado nichos de oportunidad en el reparto de comida a domicilio, al desarrollar su propia plataforma de servicio.

«Esto fue debido a que las dos plataformas más grandes no fueron solidarias con la industria gastronómica, cobrando entre el 20 y 35 por ciento de comisión, pero, al margen de ello, ya se han establecido algunas otras que están siendo más competitivas, ofreciendo una menor comisión por el traslado de los alimentos preparados a domicilio», subrayó.

Por último, Miguel Ángel Badiola refirió que Baja California tiene un punto a favor, comparada con otros estados de la República que implementaron la ley seca, ya que únicamente  pueden ofrecer alimentos sin venta de cerveza o bebidas preparadas, situación que en nuestra entidad no sucede.