Mexicali, B.C.- El Gobierno de Baja California no está endeudando al Estado, y se está haciendo un manejo responsable de los recursos, para hacer más obras y de paso lograr la autonomía energética que el estado requiere desde hace muchos años, aseguró el Gobernador Jaime Bonilla Valdez.

Lo anterior lo dijo respecto a las versiones de que la instalación de una planta generadora de energía eléctrica provocará un endeudamiento de la Administración Estatal que encabeza. 

«No sé de dónde vienen esos comentarios de que es un endeudamiento, me sorprendí mucho que me preguntaron del endeudamiento, es desinformar; fíjense en la analogía es simple, es como ir a la tienda y comprar lo que se necesita, así la empresa viene con recursos propios se instala y nosotros le compramos solo la energía eléctrica que necesitamos y estamos comprando algo que no tenemos para acabar con ese déficit tan grande de energía», comentó el mandatario estatal. 

Bonilla Valdez dijo que generar la energía que los bajacalifornianos requieren oscila en el orden de los 650 mil kilowatts-hora anuales, aunado a que Baja California no está conectada a la red eléctrica nacional de la Comisión Federal de Electricidad. 

Por su parte la Secretaría de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Reordenación Territorial (SIDURT), Karen Postlethwaite Montijo, recalcó que de ninguna manera es un endeudamiento y explicó que el bombeo de agua de la zona del acueducto para llevarla la zona costa es altamente costoso, porque se compra la energía a un suministrador. 

«Qué propone el Gobierno del Estado, pues precisamente mejorar y ser eficientes en la distribución de agua y el consumo de energía por eso proponemos a través del marco legal que existe como sustento de la ley de la industria eléctrica, una licitación pública para invitar a empresas inversionistas con su capital invertir en Baja California para generar la energía suficiente para el acueducto», dijo la titular de SIDURT. 

Postlethwaite Montijo aseguró que esta generación de energía solar a través de capital privado no es un endeudamiento: «El estado lo que se compromete esa comprar la energía que hoy requerimos y que ya consumimos;  sería una producción de energía verde que no tenga emisiones contaminantes como lo contempla el Acuerdo de París (al que el Gobierno de México está suscrito) que tenemos como nación generar energía limpia y no tener impactos contaminantes una tecnología 100 por ciento segura inocua, silenciosa y bueno aprovechar nuestra localización y latitud para hacer de nuestro lugar un lugar bueno para invertir en energías verdes», concluyó.