Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Un frente común encabezado por COPARMEX Mexicali, manifestó un posicionamiento en contra del proyecto de la nueva ley de Educación del Estado.

Octavio Sandoval López, presidente de la Comisión de Desarrollo Democrático de COPARMEX Mexicali, expuso que la vía para lograr mejores personas es la educación y la cámara empresarial aspira a tener voz y voto en el tema.

“Queremos tener voz en el Congreso porque el tema de la educación está ligado a la persona en su desarrollo, en su crecimiento y en su realización en la sociedad. Aquí el tema es fundamental, a quién le corresponde la educación es una tarea particularmente de la familia, de los padres. El Estado es coadyuvante en esa tarea pero es fundamental que la educación de las personas provenga de la familia, la participación de los padres, la participación de la sociedad organizada”, planteó.

Añadió que en la generación de los contenidos educativos es también esencial la participación de una sociedad organizada.

Por su parte, Everardo Basilio Medina, presidente de la Comisión de Educación de COPARMEX, expuso que existen puntos concretos del nuevo proyecto de ley que preocupan, dado que afectan la libertad de los padres de familia para decidir sobre las características de la educación y la escuela que quieren para sus hijos.

“Qué tipo de conocimientos, qué tipo de valores, todo aquello que es afín a su familia y que en el momento en que se prohíbe que haya alguna forma diferenciada de educación inhibe inmediatamente la libertad que todos tenemos para decidir la educación de nuestros hijos”, comentó.

Uniformes, logos distintivos que dan identidad a los planteles, añadió, se verán afectados con la nueva ley. Respecto a la orientación de los contenidos en cuanto a los valores y aspectos éticos expuso que “está prohibiendo que haya diferentes opciones para el padre de familia respectos a estas cuestiones formativas de sus hijos”.

Basilio Medina abundó que la Secretaría de Educación estaría invadiendo ámbitos que no le competen al tratar de establecer limitantes sobre las condiciones contractuales que de manera libre y responsable acuerdan padres y escuelas particulares.

“Al intentar establecer prohibiciones sobre cómo se debe de cobrar, si la suspensión del pago de servicio implica o no suspender el servicio propio”, detalló.

Calificó como “discriminativo” hacia el personal que labora en escuelas particulares que la propuesta de ley les quita el derecho de recibir una beca para sus hijos en el plantel que trabajan.

El presidente de la Comisión de Educación de COPARMEX, comentó que se pretenden aplicar de manera discrecional una serie de sanciones y multas económicas que catalogó de “exorbitantes” al oscilar desde 8 mil pesos hasta un millón 303 mil pesos en caso de una primera ocasión, y en caso de reincidencia se elevaría hasta 2 millones 606 mil pesos.

Señaló además que en la nueva ley se propone reducir la participación del sector empresarial en el Consejo Estatal de Participación Social de la Educación de Baja California.

“Exhortamos a las autoridades correspondientes a no aprobar apresuradamente la Ley de Educación del Estado de Baja California, ya que su relevancia en el futuro de nuestro Estado y de la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes es tan importante que creemos que es mejor aplicar todo nuestro esfuerzo conjunto a mejorar la ley de manera consensuada”, puntualizó.

Cabe mencionar que COPARMEX Mexicali expuso su posicionamiento contra la propuesta de ley en conjunto con Alfredo Postlethwaite Duhagon, Consejero Presidente de la Coalición para la Participación Social en Educación; Ignacio Parra Núñez, presidente de la Federación de Escuelas Particulares de B.C. Zona Valle; Carlos Garín Martínez, de la Unión Nacional de Padres de Familia B.C.; Gerardo Espinoza Rodríguez, presidente del Consejo Estatal de Participación Social en Educación.