• Empresa de economía circular innova en México con exhibidores hechos de residuos reciclados
  • El modelo adquiere relevancia especial, en medio de la pandemia, al generar más conciencia sobre los residuos que se producen y cómo pueden ser reutilizados.

Ciudad de México.- El confinamiento, que han decretado las autoridades en todo el mundo para hacer frente a la pandemia por Covid-19, ha llevado a muchos consumidores a tomar más conciencia sobre los desechos que producen y cómo pueden reutilizarlos para disminuir su impacto en el medio ambiente.

Así, los modelos de economía circular aplicada (donde el plástico y otros desechos se transforman y mantienen su valor siendo usados como materia prima en nuevos productos), adquieren especial relevancia.

En este sentido, la empresa latinoamericana MbM Group realiza una innovadora propuesta con productos hechos de residuos de los mismos artículos que se compran en los puntos de venta (como tapas, botellas y otros envases), regresándolos a las tiendas como exhibidores y otros artículos que llaman la atención de los consumidores;  facilitando así, la cadena logística.

Esta firma (que tiene operaciones en México, Chile, Colombia, España, Argentina, Perú y Ecuador) progresivamente ha incorporado productos elaborados con materiales reciclados a su portafolio. A su vez, su principal área de negocio es la gestión sustentable de puntos de venta, cadenas de suministros y activaciones de marca; mientras que su producto pionero es “ARMO”, un sistema de exhibidores para punto de venta, modulares y fabricados con residuos plásticos 100 por ciento reconfigurables y reutilizables.

Además de los exhibidores modulares, las marcas pueden armar (con las mismas piezas y partes), carros de degustación, cajas organizadores y PDQ’s; todos fabricados con los mismos desechos plásticos que se generan a partir de los puntos de venta o de sus fábricas.

En el contexto actual el punto de venta necesita recuperación y poder atraer a los compradores, dándole continuidad operacional. Dentro de las salas de venta, la compra por impulso es la que más necesita recuperarse y las exhibiciones adicionales son los elementos centrales en la experiencia de compra para que las marcas puedan impactar en el shopper; provocando así la toma de decisión que le lleve a la selección de su producto o de una categoría.

“Precisamente, a través del componente sustentable, que aprovecha los residuos que se generan de los productos comercializados en los puntos de venta, se puede marcar una gran diferencia en esta comunicación resaltando los esfuerzos que hacen las marcas en este aspecto”,  señala Ricardo Silveira, gerente comercial Internacional de MbM Group.

Nueva realidad

La crisis global por Covid-19 también ha acelerado los procesos de transformación y aparición de nuevos modelos de negocio, al punto que los especialistas indican que el panorama difícilmente volverá a ser como antes.  La adaptación y flexibilidad para navegar en estas aguas es clave.

En el caso de MbM Group, las soluciones provenientes del reciclaje responden a que la firma ya ha definido como política de sustentabilidad (para el período 2020-2025), ser una empresa modelo que desempeñe un rol estratégico en potenciar -de forma sostenible- la economía circular.

“La economía circular se ha posicionado como una oportunidad estratégica para las organizaciones al generar impactos financieros, beneficios sustentables y cumplimiento de regulaciones, cambiando la manera en que se diseñan, producen y distribuyen productos y servicios.

“Esto se logra mediante la implementación de soluciones tangibles, con una amplia variedad de iniciativas que consideran estrategias circulares como el reuso, la remanufactura y el reciclaje”, explica Miguel Alcalá, gerente de R3, socio comercial de MbM Group en México y Colombia.