Tijuana, B.C.- El Gobernador Jaime Bonilla Valdez, anunció que los bares no podrán reabrirse en Baja California, en tanto no disminuyan los contagios por Covid – 19, aun cuando -por insistencia de la ciudadanía- se revisó el tema y optó por tomar tal decisión, a pesar de ser una medida fuerte, pero necesaria para evitar poner en riesgo la salud de las familias de la entidad.  

Enfatizó que se ha analizado el tema con el afán de poder abrir algunos sitios, sin embargo las cifras indican que hay que esperar más tiempo, incluso, refirió que hay restaurantes que cuentan con bar adjunto que, de reabrirse propiciarían un mayor problema por la convivencia entre personas, “se perdería la sana distancia y el uso de cubre-bocas”, dijo.  

Bonilla Valdez mencionó que las autoridades de las áreas de salud, economía y trabajo, deben establecer un protocolo y supervisarlo; y que ayer (27 de julio), le reportaron que algunos lugares en la Zona Centro de Tijuana estaban abiertos, razón por cual, giró instrucciones para que el personal de Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), acudiera a realizar las inspecciones y determinar las clausuras.  

Por su parte, el Secretario de Salud, Dr. Alonso Oscar Pérez Rico, expresó que la apertura de los bares está autorizada hasta que el semáforo sanitario indique la coloración “verde”; y en este contexto compartió algunos otros giros y sus reaperturas graduales; en el caso de los hoteles la ocupación es del 25 por ciento en “rojo” y 50% en “naranja”;  los restaurantes 50 por ciento de ocupación en “naranja”, peluquerías 50 por ciento de ocupación en “naranja” y con previas citas; supermercados 75 por ciento en “naranja”; los estadios con juegos a puerta cerrada y sin afición en color “naranja”; entre algunos otros.  

Puntualizó que en Baja California se han “aperturado” ciertas actividades con protocolos estrictos y que “los indicadores dan para naranja, con tendencia en amarillo”; no obstante, las medidas que adoptadas han sido cautelosas y graduales.