Derivado de legislaciones que limitan el uso de insumos plásticos y la llegada del Covid-19 a México, esta industria, que aporta 3.1 por ciento al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, estima cerrar el año con un desplome de entre 7.0 y 8.0 por ciento, advirtió Aldimir Torres Arenas, presidente de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

El empresario aseveró que, aunque preveían un año complicado, este 2020 se dificultó más con el Covid-19, pues se obligó a que la mayor parte de las empresas del ramo detuvieran sus operaciones, lo que generó que se registrara la pérdida de alrededor de 20 mil puestos de trabajo sólo en el primer trimestre del año.

El año pasado esta industria reportó un decrecimiento de 4.0 por ciento y el despido de 50 mil trabajadores. En el primer trimestre de este año la actividad cayó 3.0 por ciento en su productividad.

“La expectativa final del año va a estar muy alineada con la que se espera para el país, -7.0 y -8.0 por ciento”, puntualizó.

Aunque hay materiales médicos que son con base plástica, como caretas, catéteres, mangueras, etc; las empresas con este giro sólo representan 2.0 por ciento del total, pues 47 por ciento de las firmas tienen como vocación la fabricación de productos de un solo uso, con una producción equivalente a 7 millones de toneladas anuales.

Dentro de la industria automotriz, el sector plástico juega un papel importante, sobre todo por las autopartes plásticas que se utilizan en la producción de automóviles; sin embargo, pese a que está a unos días de reactivarse ese sector, el empresario señaló que no ven un gran impulso, pues este giro sólo representa 6.0 por ciento del total de la producción de plásticos.

La industria del plástico en México tiene un valor de fabricación de 30 mil millones de dólares y participa con 5.0 por ciento del PIB manufacturero, con más de 4 mil 100 empresas que participan en la producción de este producto para consumo general e industrial.

“Estamos pasando por una situación muy delicada. Algunas personas dicen que nos estamos aprovechando de la pandemia para volver a poner en circulación el plástico para vender más y contaminar más, cuando es evidente que el plástico, más que un enemigo y un culpable recurrente de la contaminación, es un aliado muy importante para enfrentar situaciones como la actual”, afirmó.

Con el propósito de reducir los desechos plásticos, Baja California, Ciudad de México, Colima, Durango, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, Sonora, Tabasco, Veracruz, Yucatán y Zacatecas; prohibieron el uso de bolsas elaboradas con este material.

“Hay muchas industrias que están contraídas, las consideradas no esenciales. Estamos viviendo la misma situación que sufre la sociedad. El plástico representa 4.8 por ciento en la generación de empleos. La participación de la industria es muy importante en la economía”, manifestó el directivo.

La Anipac reconoció que los apoyos que brinda el gobierno actualmente a las empresas para sobrellevar la emergencia sanitaria y económica no son suficientes para revertir las dificultades a las que la industria se enfrenta actualmente.

“La autoridad nos pide que trabajemos con paciencia para mantener a nuestros colaboradores, pero nos deberían dar mayores apoyos. Seguimos pagando impuestos, sin prórroga, todos los servicios, como luz y agua. Con ello, no alcanza para apoyar a los trabajadores, si no llegan apoyos, vamos a tener más despidos como los hemos tenido”, sostuvo.

Por su parte, Carlos Álvarez Flores, presidente de la Asociación Civil de México, Comunicación y Ambiente y experto en gestión de residuos y cambio climático, afirmó que la pandemia demostró “de una manera mucho más real” la necesidad de seguir usando bolsas.

Consideró que la prohibición del uso de bolsas de un solo uso se hizo sin ningún fundamento ni análisis previo, pues las mismas autoridades reconocen que en estos momentos éstas son las más útiles contrario a las reutilizables que podrían propagar el virus.

El dato: El primero de enero de este año, entró en vigor el decreto por el que se prohiben las bolsas de plástico, con la finalidad de que los usuarios tengan un manejo responsable de este material.

“El plástico no llega solo a los mares, no contamina por sí mismo. Es consecuencia de una falta de cultura en el ámbito de reciclaje y el manejo de desechos. Esta pandemia nos está ayudando a reconocer el verdadero valor de los plásticos”, sostuvo el experto.

Finalmente, el presidente de la Anipac aseguró que entablan conversaciones con las autoridades correspondientes para levantar las sanciones en la utilización de bolsas de plástico de un solo uso. “Están bajando las regulaciones, seguiremos trabajando con ellos, por la ruta adecuada”.

Con información de La Razón.