• Se deben combatir y prevenir plagas de cucarachas, hormigas, ratas y ratones
  • Con el cierre prolongado de los negocios de comida se pueden dar las condiciones de propagación

Tijuana, B.C.- En el reinicio de algunas actividades sociales, previstas por los cambios en el semáforo sanitario de Baja California, se contemplan medidas sanitarias preventivas para, por un lado, evitar un rebrote de casos de COVID-19 en la entidad, y por otro, permitir la reapertura de restaurantes y expendios de comida de manera segura.

Fernando Martínez, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 34 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, advirtió que “se debe adoptar un estricto control en la fauna nociva urbana, conformada por especies animales capaces de ocasionar daños a la salud, como transmisores de enfermedades o destruyendo bienes personales”.

Indicó que se debe tomar en cuenta el tiempo que muchos locales comerciales permanecieron cerrados, brindando condiciones ambientales para la proliferación de plagas como cucarachas, ratas, ratones, hormigas, pulgas y arañas, entre otras especies.

Para reproducirse, agregó, las plagas necesitan de agua, refugio, alimento y las condiciones generales para desarrollarse, como humedad y altas temperaturas, como las que se registran en nuestra región. 

Señaló que, aunque los insectos o animales nocivos se pueden presentar todo el año, es durante la época de verano, con calor, nublados y lluvia, cuando tienden a aparecer dentro de los hogares y negocios, en busca de áreas frescas o de protección.

Martínez Angulo recomendó a propietarios y trabajadores de cafeterías, fondas y restaurantes realizar acciones de limpieza profunda en los locales y contratar a una empresa de control de plagas para fumigar y colocar trampas de cebo, con el fin de evitar la propagación de este tipo de plaga y brindar seguridad a los empleados y comensales.