Tijuana B.C.- Al expresar su posicionamiento respecto a lo dicho por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador sobre el caso del Decreto estatal para cancelar el peaje en la caseta de Playas de Tijuana, el gobernador del Estado, Jaime Bonilla Valdez, dijo coincidir con el Primer Mandatario en que es una cuestión de leyes, del Estado de Derecho, que deben dilucidar en los tribunales. 

El jefe del Ejecutivo estatal anunció que haría una exposición detallada, respaldada con una videograbación de las declaraciones que sobre el tema hizo durante su «conferencia de prensa mañanera» el presidente de la República Mexicana, respecto al Decreto estatal del 7 de julio en curso. 

Contextualizó sobre la polémica en torno a si hizo o no lo correcto de haber emitido un Decreto para cancelar el cobro de cuota a más de 12 mil familias que, por habitar en colonias y fraccionamientos ubicados en la zona costera entre Playas de Tijuana y Playas de Rosarito, como solicitaron ante el propio mandatario mexicano, cuando vino en su campaña a Tijuana. 

El presidente López Obrador dijo que eso (lo de validar el decreto estatal para cancelar peaje en la caseta de Playas de Tijuana) podría sentar un precedente en el que -sobre todo ahora que vienen las elecciones-, otros gobernadores hicieran lo mismo, hasta para anular el cobro peaje o del IVA. El gobernador Bonilla Valdez reiteró: «Pero es un compromiso que hizo, y él mismo me ha dicho, que los compromisos se cumplen». 

«En estos momentos, en la Ciudad de México, están revisando el asunto y se van a tomar las decisiones pertinentes…». Para estas gestiones, interviene el Fiscal General del Estado (FGE), Guillermo Ruiz Hernández, a quien había entregado las llaves de las oficinas y casetas en Playas de Tijuana, que eventualmente usarían como un «filtro de seguridad».

Por último señaló que el tema de la caseta se resolverá en los tribunales.