• Bosch crea la división CrossDomain Computing Solutions con la intención de desarrollar software que mejoren la digitalización de los autos.

Se espera que el mercado de sistemas electrónicos con uso intensivo de software crezca un 15 por ciento de forma anual de aquí al 2030, esto implicaría que los automóviles cambiarían drásticamente su sistema digital en una década, por ello, Bosch ha decidido liderar el mercado con su nueva división, CrossDomain Computing Solutions (Soluciones de Cómputo de Dominio Cruzado), resultado de la unión de las divisiones de Car Multimedia, Soluciones de tren de potencia, Control de sistemas de chasis y Electrónica automotriz, lo que desemboca en el empleo de 17 asociados en más de 20 países.

‘Incluso ahora, un vehículo contiene unos 100 millones de líneas de código de software. Solo una empresa con una amplia experiencia en electrónica y software estará en condiciones de dar forma al futuro de la movilidad’, dijo el doctor Stefan Hartung, miembro del consejo de administración de Robert Bosch GmbH y presidente del sector de negocios Soluciones de Movilidad. Por eso, a partir del 2021, los clientes existentes y los nuevos recibirán los sistemas y el software necesario de una sola fuente.

Hace diez años un auto incluía aproximadamente 10 millones de líneas de código de software, ahora el software de los vehículos automatizados incluirá entre 300 y 500 millones de líneas de código. Por eso Bosch está reuniendo sus recursos de ingeniería de software automotriz en la nueva división.

«Suministrar software de una sola fuente es nuestra respuesta al enorme reto de hacer que los coches sean cada vez más digitalizados», dijo Harald Kroeger, miembro del consejo de administración de Bosch, quien será responsable de la división, que en el futuro desarrollará tanto el software en el que se basan las computadoras de los vehículos, las unidades de control y el software para las funciones de los vehículos. Para lograrlo, Bosch ha asignado a la nueva unidad ingenieros de software, eléctricos y electrónicos de las áreas de asistencia al conductor, conducción automatizada y multimedia para automóviles.

Además del desarrollo de software de dominio cruzado, Bosch está dedicando muchos esfuerzos a la arquitectura E/E (eléctrica/electrónica) de los vehículos.  En este sentido, Bosch se centra especialmente en potentes ordenadores de vehículos como base técnica para la digitalización de los vehículos modernos. El resultado será una arquitectura de TI consistente en todo el vehículo. Así, todos los componentes eléctricos y electrónicos serán perfectamente compatibles.

«Bosch es un pionero de la electrónica automotriz. Además, desde hace bastante tiempo, también es una empresa de software. Y también en el futuro, nuestra nueva división está predestinada a seguir avanzando en la digitalización de vehículos», finalizó Hartung.

Con información de Clúster Industrial.