Ensenada, B.C.- En reunión con empresarios vitivinícolas, autoridades del XXIII Ayuntamiento y del Gobierno de Baja California anunciaron la implementación de la Policía Metropolitana, que permitirá una respuesta más efectiva contra la inseguridad en zonas como el Valle de Guadalupe.

El presidente Armando Ayala Robles reiteró su compromiso con los residentes del valle y afirmó su colaboración en forma estrecha con la Fiscalía General de Baja California, para concretar esta iniciativa que mejorará la calidad de vida de los residentes de esta parte del Municipio.

El primer edil lo puntualizó durante la exposición de Proyectos Estratégicos de Impacto Social, convocada en el Museo del Vino por el fiscal general Guillermo Ruiz Hernández.

Indicó que el Gobierno Municipal colaborará para concretar el proyecto de casetas especiales que serán instaladas en las entradas y salidas de la zona vitivinícola, con el fin de detectar en forma precisa vehículos o personas señaladas o implicadas en actos sospechosos o actos ilícitos.

Destacó la importancia de la tecnología en la vigilancia, pues no contará con personal asignado, sino que será fotografiado el conductor y rastreadas en forma inmediata las placas, tras ser escaneado el vehículo en búsqueda de armas o sustancias ilícitas; las detenciones serán sin interrumpir el tránsito vehicular.

Además de esta medida, Ayala Robles resaltó que seguirán en la incorporación del Valle de Guadalupe a la Nueva Normalidad, la instalación de una comandancia digna, y las gestiones ante el Estado y Federación para disminuir los índices delictivos.

Destacó acciones recientes como la donación a cargo del Comité Provino Baja California, consistentes en una máquina extintora, así como una unidad de rescate y una cuatrimoto, entre demás equipo de importancia para la zona.

“En el Valle de Guadalupe ha sido una necesidad de fortalecer más la infraestructura en materia de seguridad, en lo que es una comandancia digna. Estamos dispuestos, como Municipio y con los empresarios, en tener una participación para hacer realidad ese proyecto”, mencionó.

Se la ha estado apostando a la videovigilancia, por lo que hay disponibilidad del gobierno y de los empresarios en invertir en ese sentido, prosiguió el alcalde, además de que el Municipio continúa trabajando en servicios públicos como alumbrado, rescate de espacios públicos, recolección de basura y cuidado de unidades deportivas.

“El bienestar también contribuye a mitigar la delincuencia. Es atender esas necesidades que hay, sobre todo en las comunidades que han sido desatendidas por muchos años”, expresó.

Ayala Robles afirmó que será un gestor permanente ante los demás órdenes de gobierno, y reiteró su reconocimiento al respaldo otorgado por el fiscal general Guillermo Ruiz Hernández, pues el funcionario ha abogado por Ensenada ante la Ciudad de México.

El presidente municipal remarcó que, ante la contingencia aplicada para combatir el COVID-19, están preparando al Valle de Guadalupe para que cumpla con todos los protocolos de higiene, y de esta forma recibir visitas con seguridad dentro del esquema de la Nueva Normalidad.

Guillermo Ruiz Hernández, fiscal general en el estado de Baja California, señaló que se le tiene que dar seguridad en la tenencia de la tierra a la comunidad, ya que, además de ser un tema de importancia para los residentes, de esta forma se evitan fraudes y despojos.

Anunció que se prevé que, en dos meses, haya una agencia local donde la comunidad del valle, pueda presentar sus denuncias y evitar los traslados hasta el puerto de Ensenada.

También resaltó la importancia de contar con la Policía Metropolitana, para tener coordinación con autoridades de los ayuntamientos cercanos, como Tecate y Rosarito, y dar seguimiento a los delincuentes.

Sobre la instalación de las casetas, indicó que actualmente gestiona el presupuesto con el gobierno federal para la correspondiente instalación e infraestructura necesaria.

Cada caseta tendría un costo aproximado de 20 millones de pesos, que sería más práctico que contar con un retén militar.

Santiago Cosío Pando, presidente del Comité Provino Baja California, a nombre de los 67 productores de los distintos valles vitivinícolas de la región, agradeció la presencia de las autoridades, pues dijo, el crimen organizado y los delitos de bajo impacto preocupan a los habitantes.

“Seguiremos vinculados con las instancias de gobierno para luchar contra el crimen organizado e implementado distintas iniciativas para poder luchar contra el rezago social que existen en las comunidades. Cuenten con nosotros, queremos seguir apoyando y queremos, sobre todo, continuar con estas mesas de trabajo para encontrar soluciones conjuntas”, expresó.