Tijuana, B.C.- Baja California generó 23 mil empleos en los sectores primario y de transformación durante el primer semestre del año, pese a la crisis mundial del Covid19.

«Con base en cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entre enero y junio de este año se registró un saldo a favor de 11 mil 358 empleos formales, principalmente en Ensenada y Mexicali», precisó Mario Escobedo, Secretario de Economía Sustentable y Turismo (SEST).

Con excepción de Mexicali, en los rubros de agricultura, ganadería, silvicultura, pesca y caza, el sector primario creó en la entidad 13 mil 635 nuevas posiciones, mientras que la industria de la transformación aumentó en 9 mil 639 plazas

Los municipios que aportaron las mayores cifras positivas, fueron en orden de relevancia Ensenada y Tijuana, con más de 14 mil 700 nuevas posiciones.

En Ensenada se generaron 15 mil 667 empleos en las actividades primarias, y a pesar de que se perdieron 3 mil 370 espacios en otros rubros, contribuyó con la aportación de 12 mil 294 asalariados para el registro estatal.

En Tijuana se abrieron 2 mil 470 plazas, de las cuales ocho mil 652 fueron de la industria de la transformación, 31 en el sector primario, 21 en industria eléctrica y agua potable, y 41 en servicios sociales y comunales.

En la capital del Estado, pese a que en el sector de la transformación generó mil 767 nuevos empleos, y otros 402 se abrieron en servicios sociales y comunales, en total se perdieron 2 mil 445 espacios laborales.

Aunque con cifras conservadoras, Tecate sufrió una pérdida de 532 empleos, generando sólo 15 plazas en el sector primario, y cinco en industrias extractivas.

Por último, Playas de Rosarito sólo contrajo el empleo en 429 espacios, aunque se abrieron 11 lugares en actividades primarias, tres en las industrias eléctrica y del agua, y 45 en transporte y comunicaciones.