El personal ocupado en la industria manufacturera registró un descenso de 5.8 por ciento anual en mayo, segundo mes del confinamiento por la pandemia del coronavirus, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato representó su peor caída desde octubre de 2009, cuando tuvo una baja de 6.77 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM), este indicador acumula nueve meses en terreno negativo, en su comparación anual.

Por tipo de contratación, el organismo detalló que la categoría de obreros disminuyó 6.52 por ciento anual, su retroceso más pronunciado desde octubre de 2009, cuando registró 7.45 por ciento.

Los contratos de empleados bajaron 3.09 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, su baja más severa desde febrero de 2010. En dicha fecha cayó 3.19 por ciento.

En el quinto mes del presente año, las horas trabajadas fueron menores en 27.5 por ciento, lo que representó su décimo mes consecutivo con caídas.

La mayor baja se observó en las empresas relacionadas con el curtido y acabado de cuero y piel y fabricación de productos de cuero, con 78.7 por ciento; insumos textiles y acabado de textiles con 62.8 por ciento y fabricación de prendas de vestir 60.7 por ciento;

Por otra parte, las remuneraciones medias reales en las industrias manufactureras presentaron un decremento de 3.38 por ciento anual en mayo del 2020, lo que significó su peor caída desde que hay datos, es decir 2007.

De manera desagregada, los salarios pagados a obreros bajaron 5.1 por ciento, las prestaciones sociales no presentaron cambio y los sueldos pagados a empleados bajaron 3.9 por ciento, de acuerdo con datos del Inegi.

En el reporte del instituto se observó que 20 de las 21 industrias manufactureras instaladas en el país reportaron disminuciones en su personal.

Los mayores ‘recortes’ se observaron en las industrias especializadas en fabricación de prendas de vestir en 11.9 por ciento; curtido y acabado de cuero y piel en 12.9 por ciento; productos textiles, excepto prendas de vestir 11.6 por ciento y muebles, colchones y persianas con 11.6 por ciento.

De manera mensual, el empleo en la industria manufacturera descendió 1.8 por ciento durante el quinto mes del año.

Las horas trabajadas aumentaron 5.7 por ciento, mientras que las remuneraciones medias reales pagadas, que incluyen sueldos, salarios y prestaciones sociales disminuyeron 2.2 por ciento en mayo del año en curso respecto al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

Con información de El Financiero.