La crisis sanitaria del Covid-19 ha obligado a las dos cadenas de cine más grandes del país a cerrar permanentemente 12 complejos en el país, nueve de Cinépolis y tres de Cinemex, debido a la reducción en sus ingresos por el cierre de sus complejos por más de tres meses.

“Las cadenas han estado haciendo lo posible para mantener los puestos de trabajo y mantener abiertos, pero sí de repente es insostenible”, señaló Fernando de Fuentes, presidente de La Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica (Canacine).

Cinemex cerró los complejos de Plaza Real Monterrey, Expo Plaza Aguascalientes y Plaza Real Nuevo Laredo.

“Por parte de Cinemex tanto como de la industria se están haciendo todos los esfuerzos posibles para mantener todos los cines abiertos, sin embargo en algunos casos ya no es posible. Pero en el resto de las plazas se está haciendo un esfuerzo muy importante para mantener las fuentes de empleo”, señaló el área de comunicación de la compañía.

Mientras que Cinépolis cerrará las unidades ubicadas en Plaza Mirador Gutiérrez (Tuxtla), Imax Toluca Centro (Toluca), Azcapotzalco (CDMX), Pabellón Campestre (Querétaro), MC El Alacrán (Durango), Factory Outlet (León), Coacalco (CDMX), Los Reyes La Paz (CDMX) y Las Américas (Celaya) con “cierre temporal” pero se está retirando equipo y dando baja de personal, señala Canacine.

Alejandro Ramírez, director de Cinépolis dijo en una entrevista con El Universal que en marzo, abril y mayo perdieron 50.2 millones de espectadores, es decir, boletos que habrían vendido solo en México, y 33.2 millones fuera. Su pérdida fue de 83.5 millones de boletos.

“En un mes típico se vendían cerca de mil 500 millones de pesos de boletos, ya vamos para el cuarto mes, entonces la cifra estará cerca de los 6 mil mdp. Son cifras muy alarmantes para toda la industria y se entiende que siempre la salud será primero y tendrá que acatarse a las recomendaciones de las autoridades, pero sí está empezando a ser inevitable la pérdida de empleo con estos cierres permanentes, va haber localidades que probablemente cierren y en corto, mediano plazo”, agregó Fuentes.

Desde el pasado 25 de marzo, las salas de cine en toda la República Mexicana cerraron sus puertas, ante las restricciones impuestas por el brote de Covid-19. Y a partir de la segunda quincena comenzaron con la reapertura de algunos complejos en el país dependiendo del semáforo de riesgo en cada estado.

Las taquillas, de acuerdo con datos de Canacine, recibían ingresos por 365 millones de pesos en una semana promedio y ahora esta semana está en 3.5 millones de pesos.

“Es el 1 por ciento, lo que refleja que también aunque están abiertos un 15 por ciento de complejos y cines las cifras están para llorar”, dijo Fuentes, quien refirió que posiblemente este viernes las salas de cine reanuden operaciones en la Ciudad de México.

En el país existen 7 mil 500 salas de cinae y 900 complejos del país.

Con informaciónde Forbes.