Guadalajara, Jal.- Nuestro país entra al nuevo Tratado entre México, Estados unidos y Canadá (T-MEC) sin condiciones para competir en innovación y tecnología en cadenas de valor que van a paso acelerado, como por ejemplo el de los automóviles eléctricos.

Así lo comentaron los participantes del webinar “El T-MEC y el futuro de la economía”, con el que arrancó la nueva etapa de seminarios en línea organizados por la Universidad de Guadalajara a través del Centro de Estudios Estratégicos.

El periodista Luis Miguel González, director editorial del diario El Economista, señaló que se debe moderar el optimismo por el T-MEC, pues tendrá que pelear contra tentaciones proteccionistas y el rezago en innovación y tecnología, sobre todo en el sector automotriz.

“Sin embargo, la competencia en los próximos años será quién tendrá la capacidad para atraer inversiones en autos eléctricos, autos no tripulados por personas y lo cierto es que hasta ahora México en ese mapa no figura. Tesla que es el nuevo gran protagonista no tiene planes importantes para México”, advirtió.

Antonio Ruiz Porras, académico del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA) y coordinador del doctorado en estudios económico del CUCEA, dijo sin embargo, que el sector automotriz es el que está mejor preparado para la entrada en vigor del tratado.

“Más del 90 por ciento de la industria automovilística en el país ya está adaptada al T-MEC. Cuando hablamos de la falta de planeación nos referimos a la planeación pública no necesariamente a la planeación privada”, añadió.

El economista Moisés Alejandro Alarcón Osuna, coordinador de la licenciatura en economía del CUCEA, agregó que no todo se trata de coches o tecnologías.

“Las industrias de alta tecnología son las que más atraen el público en general, pero la industria se conforma de mucho más que solo la industria automotriz, las autopartes, está la minería, la transmisión de energía eléctrica, algunas industrias textiles, hay un montón de industrias que pertenecen a lo que se innova dentro de la industria”, comentó.

Paola Velázquez, maestra en negocios y estudios económicos por la UdeG y directora de Actus Consultoría y Estrategias S.C. explicó que efectivamente, muchas de las empresas que no pertenecen al ramo automotriz no están preparadas.

“Así que será un punto relevante que a nivel de política pública se establezcan y se incentiven programas en términos de desarrollar la capacidad innovativa en las empresas. En Jalisco el Consejo de Ciencia y Tecnología ha hecho un gran esfuerzo para implementar programas de renovación tecnológica. Pero en otros estados no es así y está muy limitada, así que pone en desventaja al país porque no todos los estados tienen capacidad de innovación”, expuso.

Con información de Udgtv