Tijuana.- De acuerdo con el último reporte del INEGI se puede concluir que la industria maquiladora absorbió el costo de la contingencia, durante el mes de abril, sin tener algún tipo de incentivo laboral o fiscal.

Así lo sentenció Antonio Ochoa Díaz, Economista y Socio de Precios de Transferencia de Deloitte y consejero de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO), que preside Salvador González Díaz.

Y es que, derivado de la emergencia sanitaria, el INEGI reportó que la industria maquiladora disminuyó durante abril el número de horas trabajadas en 32 por ciento, respecto del mes anterior, mientras que el personal ocupado descendió 2 por ciento.

«Es interesante observar que la disminución en horas trabajadas es mayor que el personal ocupado, lo cual indica que la industria, en términos generales, no despidió a sus empleados, sino que mantuvo el costo de la nómina tal como lo indicó el acuerdo del gobierno federal», refirió el consejero de AIMO.

Según el reporte de Indicadores de Establecimientos con Programa IMMEX del INEGI, en el cuarto mes del año en curso las horas trabajadas retrocedieron 32.6 por ciento en comparación con las del mes inmediato anterior, pero en los establecimientos manufactureros el retroceso fue de 36.1 por ciento, mientras que en los no manufactureros, es decir, aquellos relativos a la agricultura, pesca, comercio y servicios, fue de 5.8 por ciento.

En el caso del personal ocupado en los establecimientos con programa IMMEX, éste disminuyó en 2.1 por ciento durante abril, frente a un mes antes, donde el porcentaje de los establecimientos manufactureros descendió en 2.2 por ciento, en tanto que en los no manufactureros se incrementó 0.1 por ciento a tasa mensual.

«Me parece que la conclusión es que la industria maquiladora, es decir, el corporativo extranjero, fue quien absorbió el costo de la contingencia, sin mediación o beneficio económico alguno de parte del gobierno federal, ya que no existe un estímulo específico en materia laboral ni fiscal», subrayó Ochoa Díaz. 

Por último, el Socio de Empresas de Transferencia de Deloitte comentó que actualmente un 90 por ciento de las empresas socias de AIMO ya se reactivaron, y que el 10 por ciento restante tiene que ver por qué aún no, de forma que la asociación está en la diposición de asesorarles y gestionar lo necesario para que obtengan la autorizacón de su operación.