– La operación de estos negocios, estará condicionada a disminución de casos de COVID-19

Ensenada, B.C.- El presidente municipal Armando Ayala Robles acordó con representantes de casinos, así como la Secretaría de Salud de Baja California, que los casinos en el puerto, abrirán la próxima semana, solo si hay condiciones, previa valoración de la cantidad de casos de COVID-19 que se presenten en el Municipio y la entidad.

Llegaron a este acuerdo luego de una reunión vía remota convocada por el primer edil, al ser estos negocios de importancia en la reactivación económica para el puerto de Ensenada.

 “A propuesta del Secretario de Salud, estaremos analizando este tema. Se dará seguimiento a los datos y, de ser posible, promover la economía en cuanto antes”, enfatizó Ayala Robles.

El presidente municipal remarcó la importancia de que existan condiciones óptimas para abrir, pues por encima de todo está la salud de los clientes, así como del personal que depende de estos centros de trabajo, por lo que es necesario que se eviten contagios por coronavirus.

Los hombres de negocios coincidieron con los planteamientos y reconocieron que resulta incuestionable el punto de vista de la Secretaría de Salud de Baja California.

Aceptaron que se deben priorizar medidas como el uso de mascarilla, mantener la distancia con respecto a otras personas y el correcto lavado de manos, pero también se mostraron preocupados por la falta de ingresos para sus empleados, al no haber actualmente alternativas para pagar salarios, diferir el pago de impuestos o cubrir rentas.

Aseguraron que han dado a conocer sus protocolos y son cuidadosos al interior de los establecimientos, además de que sus sindicatos evitarían descuidos en los temas de salud.

Se mantienen receptivos a cualquier medida encaminada a generar un balance y una solución conjunta, como limitar el horario o evitar la venta de alcohol, además de enfatizar en la importancia de usar en forma adecuada los cubrebocas.

Por último, solicitaron al Alcalde que todos los casinos locales respeten las medidas “en forma pareja” y verificar ingresos a estos establecimientos “por puertas traseras”.

Óscar Alonso Pérez Rico, titular de Salud a nivel estatal, coincidió en la importancia de la reactivación económica, misma que debe ir de la mano de la aplicación de medidas sanitarias.

Se trata, dijo, de buscar un punto de equilibrio para abrir ciertas actividades esenciales sin que representen algún riesgo de salud.

“Somos uno de los estados que más actividades ha abierto, incluyendo los casinos, en los municipios en los que se determina que tenemos suficiente red de seguridad para brindarles salud a los bajacalifornianos”, comentó.

Ese, aclaró, no es un escenario en Ensenada: “se corre el riesgo de que si aperturamos, va a sobrepasar la capacidad instalada del Gobierno Municipal, Estatal y Federal, de brindar y garantizar salud”.

Remarcó que desean que la gran mayoría de las actividades no esenciales empiecen a operar con un aforo reducido, para que las familias cuenten con ingresos, pero insistió en que es necesario que exista una coloración naranja en el Semáforo Epidemiológico, mismo que actualmente está en rojo.

“Lo que sucedió en Mexicali es que empezamos la reapertura de ciertas actividades que ustedes representan y ahí se tomó la determinación de que esas no abren, porque están en el ápice de una curva epidémica. Mientras estén arriba, no van a poder abrir, y si lo hace, será con muchas dificultades. Cuando abran y se determine que existe un brote, pues van a correr todos los riesgos”, puntualizó Pérez Rico.

Por último, reconoció que los casinos cuentan con los protocolos más completos y extensos en términos de salud, para personal y usuarios,  pero lo que se busca es salir juntos a nivel estatal, sin que Ensenada se vea afectada a gran medida por las actividades que se comiencen a abrir.