Monterrey, NL. La industria aeroespacial ha tenido un impacto de 40 por ciento en la reducción de su producción por los cierres derivados de la pandemia del Covid-19, incluso en la zona noreste algunos proveedores están a 5 por ciento de su facturación con respecto al 2019, comentó Xavier Hurtado, director de Cadena de Suministro de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia).

“El primer efecto fue la disrupción en las cadenas de valor de China a México. En el noreste sí hubo cierres; el impacto del Covid-19 si lo pusiéramos en el flujo, ha tenido un impacto de 40 por ciento en la reducción (de producción) estimado para este año, algunos proveedores del noreste les ha pegado durísimo, están a 5 por ciento de su facturación con respecto al año pasado”, dijo Hurtado.

A corto plazo, el cierre de industrias no esenciales impactó a las ensambladoras de aviones y eso se vio reflejado en la cadena de valor en la producción, así como en la postergación de pagos. A mediano y largo plazo, la industria no espera regresar a los márgenes que tenía antes de la pandemia.

“Sin embargo, la regionalización de las cadenas de valor, va a amortiguar la caída, porque va a haber paquetes de trabajo localizados en China, que están buscando regionalizarlos en México, y esto abre una oportunidad para Nuevo León”, recalcó el directivo.

Con la crisis sanitaria mundial toda la industria aeroespacial se ha visto afectada; por una parte están los turistas que usaban la aviación comercial y generaban mayor demanda de aeronaves, que proveían las armadoras de aviones, quienes a su vez solicitaban proveeduría, explicó.

Actualmente se está volando a 6 por ciento de lo que se volaba de manera habitual y esto pone al borde de la quiebra a algunas aerolíneas y por lo tanto hay cancelaciones de órdenes de compra de aviones.

“La industria aeroespacial global estima que habrá una reducción de 30 por ciento en la producción de tres a cinco años”, calculó.

Las ensambladoras de aviones se acercaron a Femia para comentarles que no pueden saber cuál es el nivel de afectación de cada una de las empresas a las que les ha costado mucho desarrollar la cadena de valor y que falta información.

Por ello, la Femia está realizando una encuesta a nivel nacional tratando de determinar el nivel de impacto que tienen las empresas. A la fecha han respondido 200 de un total de 400 firmas aeroespaciales, las cuales 35 por ciento dice que tiene una caída superior a 50 por ciento en facturación de operaciones y otro 40 por ciento de empresas han tenido una baja de entre 30 y 50 por ciento.

Una vez que haya más firmas encuestadas, la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial tratará de canalizar paquetes de trabajo de Asia o de Estados Unidos para evitar que cierren.

Con información de El Economista.