La entrada en vigor del TMEC vislumbra un panorama positivo con grandes ventajas comerciales para México, planteó Luis Aguirre Lang, presidente de Index Nacional.

“Con este acuerdo México acaba de refrendar su permanencia en la región de América del Norte, resaltando con que equipo y bloque comercial juega principalmente”, comentó.

Expresó que la Industria Manufacturera de Exportación ha identificado que el nuevo tratado comercial brinda reglas de juego a largo plazo para las empresas que invierten en la región, por lo menos en un horizonte de 16 años, período mínimo que puede durar el TMEC.

Enfatizó que para que se lograra el acuerdo comercial, fueron factor clave las amenazas de Estados Unidos por salir del pacto trilateral con México y Canadá, además de las concesiones de ambos países, sin embargo lo ve con buenas expectativas.

“El resultado de la negociación tiene un balance general equilibrado entre las peticiones de Estados Unidos por una parte, y los ofrecimientos de México y Canadá”, expuso Aguirre Lang.

Aunado a lo anterior, agregó que las diferencias comerciales de Estados Unidos y China y la pandemia del Covid-19 abren oportunidades coyunturales para México en América del Norte en el marco de una tendencia de desarrollo de las cadenas de valor regionales.

Aseguró que e TMEC fortalecerá la plataforma industrial de los tres países que lo conforman, además de facilitar el comercio trilateral.

“Destacan reglas de origen que se relacionan con las cadenas de valor regionales y que aumentan los incentivos para el desarrollo de los proveedores locales o nacionales. Los vehículos ligeros y camionetas de carga, el 75 por ciento de su valor deberá de venir de procesos e insumos realizados en la región, lo que llamamos el Valor de Contenido Regional”, mencionó el presidente de Index Nacional.

Además, agregó, el 40 por ciento del contenido de los vehículos ligeros debe provenir de zonas de alto nivel salarial de América del Norte, mientras que para camionetas de carga debe ser del 45 por ciento. Respecto a los vehículos pesados, deberán cumplir con un 70 por ciento del Valor de Contenido Regional y el 45 por ciento debe provenir de zonas de alto nivel salarial.

Aguirre Lang abundó que las autopartes deberán cumplir entre el 65 y 75 por ciento del Valor del Contenido Regional dependiendo del tipo de autoparte.

Para televisores y manufacturas eléctricas y electrónicas, refirió, se simplifican y actualizan las Reglas de Origen acorde a las tecnologías actuales y también se flexibilizan a fin de ampliar el acceso a insumos.

El TMEC, dijo, facilita y mejora los procedimientos para la revisión y certificación del comercio agroalimentario con el compromiso de promover una mayor convergencia entre las medidas sanitarias y fitosanitarias de los tres países.

El nuevo acuerdo comercial promueve también la cooperación en la conducción de auditorías y la mejora de los procedimientos para la revisión de las importaciones; además garantiza a los productores, exportadores, e inversionistas conocer de manera clara todas las regulaciones relacionadas a su actividad comercial.

El líder empresarial mencionó que el acuerdo facilita la exportación de las pequeñas y medianas empresas, destacando que el TMEC incorpora formalmente a las PYMES, las cuales incentivan la eliminación o reducción de los trámites relacionados con la certificación o verificación de los productos necesarios para ingresar a los mercados vecinos.

Adaptado a las nuevas tendencias tecnológicas, comentó que el TMEC fomenta las ventajas del comercio digital y la competitividad de las telecomunicaciones, además de fortalecer el sistema de protección de los derechos de propiedad intelectual.

Por su parte Israel Morales Pérez, director nacional del Grupo de Trabajo de Acuerdos y Tratados Comerciales de Index Nacional anticipó que el acuerdo comercial reforzará la posición privilegiada que México goza como principal socio comercial de Estados Unidos y que el mismo presidente Donald Trump ha entendido que México y Canadá, como aliados comerciales, pueden impulsar a América del Norte como una de las zonas más competitivas del mundo.

“La relación comercial de México y Estados Unidos se ve mejor. Hoy tenemos un superávit comercial de alrededor de los 90 mil millones de dólares”, comentó.

Enfatizó en el Capítulo 7 del TMEC, al asegurar que representa un gran logro en pro de optimizar el sistema aduanero que por muchos años se ha requerido para facilitar el flujo comercial entre los tres países.

Luis Monsalvo Álvarez, subdirector del Comité Laboral de Index Nacional, expresó que una gran novedad del nuevo comercial es el Capítulo 23 referente al tema laboral que ahora establece nuevas disposiciones.