Tijuana, B.C.- En días recientes GAP y el Gobierno de Baja California lograron superar diferencias privilegiando el entendimiento.

El aeropuerto de Tijuana es primordial y estratégico, uno de los más modernos y funcionales de la red nacional, gracias a las inversiones por más de 2 mil millones de pesos en los últimos cinco años, lo que ha permitido duplicar el espacio de la sala de última espera y modernizar el 100 por ciento del aeropuerto. También se ampliaron 40 mil metros cuadrados la plataforma de aviación comercial y más de 30 mil la superficie en rodaje.

Se duplicó la capacidad de los sanitarios y se remodelaron más de 17 mil metros cuadrados para mejorar la imagen del aeropuerto, lo que incluyó la sustitución de bandas de reclamo de equipaje y la adquisición de un nuevo sistema que agiliza la documentación.

GAP es el primer y único grupo aeroportuario del país en contar con la Certificación de Aeródromo en la totalidad de sus aeropuertos, al igual que contar con la certificación SMS de Seguridad Operacional y el certificado Safe Travel que otorga el Consejo Mundial de Viajes y Turismo, que es un distintivo de calidad en la aplicación de procesos contra la propagación del COVID-19.

En suma a esto, cuenta con 10 aeropuertos certificados en desempeño ambiental ante Profepa, cinco de ellos con el máximo nivel.

Además, consta de nueve aeropuertos en México con la certificación en la reducción de huella de carbono otorgada por la Asociación Mundial de Aeropuertos, Tijuana es uno de ellos.

Una ventaja adicional y única del Aeropuerto de Tijuana es su ubicación. A través del puente binacional Cross Border Express, o “CBX”, permite a los pasajeros cruzar directamente a los Estados Unidos, conectando a la quinta economía más grande del mundo por sí sola, California.

El Grupo Aeroportuario del Pacífico es escrupuloso con el cumplimento de sus obligaciones, bajo la convicción de la responsabilidad social, el desarrollo y modernización de la infraestructura y la excelencia en el servicio al pasajero.

La transparencia, el cumplimento de las leyes y el respeto a las decisiones de los tribunales es la mística que distingue a GAP y el camino correcto para salir adelante.