La depresión y ansiedad en la Población Económicamente Activa provocadas por el aislamiento pandémico, afectan la economía a nivel mundial. Irán, China y EUA son de los países con mayor porcentaje de angustia entre sus habitantes.