– Baja California, entre las causas principales que sacan a México del ranking global.

 Tijuana B.C.- De acuerdo con el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa (IED) Kearney 2020, México sale por segunda ocasión en toda la historia de los primeros 25 lugares del ranking que posicionaba a nuestro país como un destino natural para la inversión extranjera.

“Lastimosamente, debido al tema de Constellation Brands que tuvo resonancia global, Baja California es señalado en los medios internacionales como una de las principales razones para que México haya quedado fuera de la lista, perdiendo su lugar dentro del Top Ten mundial que llegó a ostentar apenas hace 5 años, demostrando además que el actual gobierno ha dañado gravemente la economía y el prestigio que nuestro territorio se había ganado frente a los inversionistas durante tantos años, y encontrado en la pandemia la excusa perfecta para tratar de esconder una pésima gestión económica”, así lo señaló Adrián J. Romero, de la firma Grupo Consultor EFE, y representante en México de Allinial Global, la segunda red internacional de contadores y asesores independientes más grande del mundo.

Y es que ni siquiera el T-MEC ha sido suficiente para impulsar o mantener a México como un destino atractivo para la inversión extranjera, a diferencia de Estados Unidos y Canadá que figuran en los lugares 1 y 2 de dicho ranking. Por otro lado, países como China, España y Brasil lograron colocarse entre los primeros 25 lugares distinguidos por este índice.

El listado considera variables relativas a las tasas de impuestos y facilidad para su pago, capacidades tecnológicas y de innovación, transparencia regulatoria y corrupción, calidad de la infraestructura digital y facilidad para mover capitales dentro y fuera del país.

“Apenas hace días comentamos sobre la discrecionalidad de las autoridades estatales con relación al otorgamiento de estímulos fiscales contemplados en Ley para la nueva inversión, mismo que demuestra la nula sensibilidad y falta de voluntad para revertir esta situación. Mientras que, por otro lado, tenemos funcionarios que hacen comentarios muy optimistas sobre la situación económica del Estado cuando la pérdida de oportunidades, inversión y empleo es más que evidente y acentúan el descontento del sector empresarial en general, lo que viene a rematarse con estos índices de impacto global que demuestran los verdaderos resultados que se tienen”, recalcó Adrián Romero.