Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Representantes de la iniciativa privada, senadores de la república y legisladores han formado un frente común en rechazo de la iniciativa de ley que busca reducir a tres años la próxima gubernatura de Baja California.

En representación de Mexicali, Rodrigo Llantada como presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) hizo un llamado a los diputados a dejar de lado su “frivolidad” para atender la crisis de salud que azota al estado.

“En esta ocasión de la mano los estamos llamando a ustedes diputados, indiferentes, a que paren ese intento de agravio a la constitución, a que hagamos un alto en el camino y recapacitemos en ver de qué es lo que requiere este estado”, declaró enfatizando que debe dejarse de lado la política.

Por su parte, Francisco Rubio, presidente de CANACINTRA Tijuana, coincidió con Llantada al calificar como “el peor momento para estar pensando en hacer política” y añadió que la tarea del Congreso del Estado debería ser gestionar apoyos y programas para fortalecer la economía y la generación de empleo de Baja California ante la crisis sanitaria.

“Realmente no entiendo porque se insiste con este tipo de reforma. Desde cuando venimos escuchando, ya van varios años donde vienen una lluvia de amparos, no procede y no procede. El último de modificación ya vimos una postura contundente por parte de la Suprema Corte, entonces no veo porque la insistencia”, comentó.

Rafael Crosthwaite, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Rosarito, externó preocupación porque la legislatura local tome un sesgo electoral en un momento tan complicado.

“No entendemos la situación de este último cambio de la modificación de la gubernatura a la cual totalmente estamos en desacuerdo, primero porque consideramos que no son los tiempos como para estar legislando en ese tema, pienso que deberían estar en este momento avocados en cómo apoyar a la ciudadanía, en cómo reactivar la economía porque vamos a tener un lastre tremendo económicamente”, expuso.

Agregó que no existe congruencia en empatar las elecciones estatales con las de la presidencia de la república, dado que la figura de quien llega a la silla presidencial suele arrastrar a los elegidos localmente.

Adolfo Solís Farías, como abogado representante del Consejo Coordinador Empresarial, explicó que en términos constitucionales cualquier reducción del periodo del próximo gobernador viola la constitución basándose en el artículo 46 constitucional.

Explicó que los diputados que impulsan la reforma se están arriesgando a ser destituidos de su cargo al incurrir en una falta legislativa, e incluso podrían ser consignados ante un juez de distrito.

La senadora Gina Cruz, planteó que la intención del partido Morena es la de perpetuarse en el poder con una reforma “violatoria” a los principios de democracia por lo que se trata de un acto de fraude y corrupción.

Alejandra León, también senadora de la república, se sumó al rechazo contra la reforma para reducir el periodo de la gubernatura y catalogó dicho intento como una acción inconstitucional puesto que el Congreso de la Unión es el único facultado para realizar tales modificaciones.