Tijuana, B.C.- Derivada de una denuncia ciudadana expuesta en las redes sociales,  la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), procedió a la suspensión de la empresa Flex Medical, en Tijuana.

Fue señalada que obligaba a los trabajadores agrupados en la categoría de “personas vulnerables” a laborar en esta Emergencia Sanitaria, incumpliendo los lineamientos establecidos ante la contingencia por COVID-19.

Por su parte, las autoridades estatales, enfatizaron en exhorto a la población en general, para que, por los medios que tengan a su alcance, señalen cualquier acto de empleadores o empresas que atente contra la seguridad y la salud de los trabajadores que, por razones de edad o condición de salud, pertenezcan a “grupos vulnerables”.

En este sentido, el secretario de Salud Alonso Pérez Rico, informó sobre la inspección minuciosa que las autoridades efectuaron en la empresa “Flex Medical” de Tijuana, en la cual se detectó que tenían a personal del grupo vulnerable laborando en la tarde-noche; además se observó que les cambiaron vacaciones por resguardo domiciliario, violando el acuerdo federal establecido.

Detalló que dicha empresa es considerada de “actividades esenciales”, ya que su giro es referente la industria médica, pero también carecía de protocolos de seguridad y salud; además, se encontró que “no había señalética en sus instalaciones en baños y áreas comunes, no se aplicaba el distanciamiento social y había alimentos caducos”.