Washintong, EUA.- Boeing ha reanudado la producción del 737 MAX en la fábrica de la compañía localizada en Renton, Washington. El programa 737 comenzó a fabricar aviones a un ritmo bajo, ya que implementa más de una docena de iniciativas centradas en mejorar la seguridad del trabajo y la calidad del producto.

«Hemos estado en un viaje continuo para evolucionar nuestro sistema de producción y hacerlo aún más fuerte», dijo Walt Odisho, vicepresidente y gerente general del programa 737.

«Estas iniciativas son el siguiente paso para crear el entorno de construcción óptimo para el 737 MAX» explicó Odisho.

Durante la suspensión temporal de la producción que comenzó en enero, los mecánicos e ingenieros colaboraron para refinar y estandarizar los paquetes de trabajo en cada puesto de la fábrica. Los nuevos procesos de preparación también garantizarán que los empleados tengan todo lo que necesitan a su alcance para construir el avión.

«Los pasos que hemos tomado en la fabricación ayudarán a impulsar nuestra meta de 100 por ciento de calidad para nuestros clientes al tiempo que respaldan nuestro compromiso continuo con la seguridad en el lugar de trabajo», dijo Scott Stocker, vicepresidente de 737 Manufacturing.

De acuerdo con Boeing, el programa 737 aumentará gradualmente la producción este año.