Mexicali, B.C.- La Secretaría de Energía (SENER) publicó el viernes en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el decreto gubernamental, en el que se estipula el acuerdo por el que se emite la  Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sistema Eléctrico Nacional, el cual limita la participación de empresas privadas en energías renovables, mismo que entró en vigor el pasado sábado.

Alberto Sánchez Torres, Presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) Mexicali, aseguró que dicha política violenta el estado de derecho y atenta contra la legalidad, certeza jurídica y libre competencia del sector energético.

“Es una situación grave para México, porque una vez más, queda de manifiesto el autoritarismo del gobierno Federal, en realidad lo que se busca desde el ejecutivo, es renacionalizar el sistema eléctrico mexicano y asegurar el monopolio haciendo a un lado la competencia” puntualizó Sánchez Torres.

El líder industrial insistió en que esta acción equivaldrá a que el país tenga energía más cara producida por plantas que no son competitivas y que usarán combustible proveniente de Pemex, que, según el presidente de Canacintra, es altamente contaminante y costoso.

“Por mencionar un ejemplo, para producir 1 megawatt (MWh) el costo de generadores privados es de 20 dólares y por parte de las centrales de energía de Comisión Federal de Electricidad (CFE) la producción de 1 MWh es de 140 dólares según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE)” explicó Sánchez Torres.

El también experto en el tema de energía, aseguró que la prohibición actual a nuevas plantas generadoras de energías renovables para realizar las pruebas pre-operativas y poderse conectar al sistema eléctrico nacional, pone en riesgo las inversiones ya pactadas y que están listas para operar en México.

“Esto representa un ataque frontal a la certeza jurídica de las inversiones en México, causando graves consecuencias para el país y afectaciones para los proyectos eléctricos de todas las tecnologías en al menos 18 estados de la República, los cuales representan inversiones por más de 30 mil millones de dólares” expuso el presidente de Canacintra Mexicali.

“Tan solo en Baja California, de acuerdo con declaraciones de la misma Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST), existen dos proyectos que podrían verse afectados: el parque eólico ubicado en La Rumorosa y el parque fotovoltaico que se encuentra en la salida de Mexicali” agregó.