Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- A través de un documento de extrañamiento, Coparmex Mexicali reprobó el actuar del Poder Legislativo de Baja California al priorizar intereses políticos por encima de la crisis de salud, así lo comunicó Ernesto Elorduy Blackaller como presidente de la cámara empresarial.

“Nuevamente la sociedad civil organizada y solidaria suple las deficiencias de un gobierno que se demuestra incapaz ¿y dónde ha estado el Poder Legislativo de Baja California durante la cuarentena? Ha estado promulgando leyes para sacar del bolsillo de los ciudadanos los últimos pesos que tienen, así como leyes para asegurar que cuando ellos se postulen para la reelección en el 20-21 no dejen el cargo que desempeñan durante la campaña”, expuso el dirigente.

Lo anterior en referencia a la intención de los diputados por reelegirse en el próximo proceso electoral sin necesidad de dejar su cargo, tras haber aprobado el Congreso del Estado las reformas a los artículos 16, 78 y 80 de la constitución local, reformas que también aplican para alcaldes y regidores.

El dirigente de Coparmex señaló que los legisladores locales han utilizado la cuarentena como coartada para actuar en contra de la economía ciudadana.

“En plena contingencia sanitaria y sin consultar ninguno de los sectores involucrados los legisladores nos incrementaron los impuestos a todos los bajacalifornianos, creando un nuevo impuesto a la gasolina, al diésel, al gas lp y a las aplicaciones móviles que te dan transporte diario”, comentó.

Elorduy Blackaller cuestionó si no era suficiente el gasto que representa pagar el sueldo que mes con mes ganan los legisladores, para que aun así decidan elevar los impuestos poniendo en riesgo a trabajadores y empresarios.

“Necesitamos que se aprieten el cinturón como lo está haciendo cada familia y cada hogar del Estado. No hemos visto una sola muestra de algo así profundo y serio, mucho menos un liderazgo o un ejemplo que podamos seguir”, mencionó.

Innecesaria nueva Secretaría del Agua

Sumado a lo anterior, el líder empresarial puso en tela de juicio la creación de la nueva Secretaría del Agua, al no considerarla un tema esencial frente a la contingencia sanitaria.

“Mucho menos hacerlo sin consultar a los mexicalenses, sin consultar a los del valle de Mexicali, a los productores del campo”, declaró.

La Secretaría para el Manejo, Saneamiento y Protección del Agua tendrá la facultad de custodiar las concesiones y asignaciones de agua otorgadas por la federación.

Verdaderas prioridades

El presidente de Coparmex Mexicali insistió en que la prioridad fundamental es atender a la ciudadanía ante la pandemia, buscar y definir estrategias para enfrentar una inminente crisis económica, por lo que conminó a los legisladores locales a lo siguiente:

  1. Crear mecanismos para mitigar los fallecimientos, para mitigar el desempleo y la protección a los sectores más vulnerables de la sociedad.
  2. Implementar mecanismos para salvaguardar la salud de los ciudadanos, ya que al 13 de mayo el Sistema de Salud de Baja California está prácticamente colapsado.
  3. Revisar el presupuesto para reasignar partidas a las áreas de salud, de infraestructura y de insumos.
  4. Aportar su gasto social y de sus módulos de atención de casi 400 mil pesos mensuales por diputado para cubrir suministros médicos a personal de hospitales, camas, ventiladores y demás.
  5. Identificar y reasignar ahorros y subejercicios del presupuesto y priorizarlo en la pandemia.
  6. Hacer recorte de personal como ya lo hizo el propio Gobierno Federal.
  7. Reasignar los ahorros por la ineficiencia y corrupción del gobierno anterior a temas de apoyo a la economía familiar.
  8. Hacer el trabajo por el que fueron electos.