Mexicali, B.C.- Con la próxima entrada en vigor el primero de julio del año en curso, del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), las armadoras automotrices que operan en nuestro país deberán cumplir con el 66 por ciento de Valor de Contenido Regional (VCR) sobre sus productos para exportación durante el primer año, cifra que crecerá a 69 por ciento en 2021, 72 por ciento al 2022 y 75 por ciento en 2023.

Estas reglas fueron publicadas por la Secretaría de Economía (SE) la semana pasada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) relativas al Régimen de Transición Alternativo (RAT), establecido en el Apéndice al Anexo 4-B del Capítulo 4 del T-MEC.

De igual forma, la adquisición de acero y aluminio con el que se produce el vehículo deberá de garantizar que el 70 por ciento provenga de la región.

En cuanto al Valor de Contenido Laboral (VCL), las nuevas reglas establecen que cada unidad automotriz deberá ser manufacturada por trabajadores que ganen 16 dólares por hora (medida proyectada al 2023).

Vehículos de pasajeros o camiones ligeros

Según la publicación del DOF, señala que el fabricante de vehículos de pasajeros o camiones ligeros deberá acreditar ante la Secretaría de Economía, que su producción en México supera el 10 por ciento de la producción total en América del Norte y así poder hacer uso del RAT.

“El régimen de transición alternativo es válido durante cinco años después de la entrada en vigor del Tratado, a menos que el productor del vehículo solicite un periodo más largo y sea aceptado por la Secretaría de Economía. Después de la expiración del periodo de transición alternativo, todas las solicitudes de trato arancelario preferencial para vehículos de pasajeros y camiones ligeros están sujetas al cumplimiento de las reglas de origen previstas en el Apéndice Automotriz del T-MEC”, explica la publicación en el DOF.

Posponer entrada en vigor de reglas automotrices al 2021

En medio de la crisis económica por la que atraviesa el mundo y nuestro país. Se han alzado voces que solicitan al gobierno del México, que posponga la entrada en vigor del nuevo régimen de reglas automotrices para el próximo 2021.

De los primeros en hacer pública la solicitud fue la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN), con representación de Aguascalientes, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Quintana Roo, Tamaulipas y Yucatán, quienes consideran que al aplicar estas reglas devastarían la economía de miles de familias.

“En la GOAN pensamos que no se puede desatender la crisis económica que puede devastar el patrimonio de miles de familias que dependen de la industria que trabaja en el país”, señalaron.

En los casos de Aguascalientes y Guanajuato aglomeran a más de 423 empresas automotrices con una cadena de suministro de 287 compañías y alrededor de 200 mil empleos, por lo que la GOAN propuso un plan para diferir pago de impuestos provisionales, disminución del coeficiente de utilidad al sector empresarial, así como la exención de aportaciones patronales al IMSS, Infonavit y Afores por un trimestre, lo anterior como apoyo al sector de manufactura automotriz.