Stuttgart, Alemania – Luego de dar a conocer una disminución del 17 por ciento de sus ventas globales en el mes de marzo y después de parar la producción en casi 100 localizaciones en todo el mundo durante abril, Bosch se está preparando para una reanudación gradual de la  producción.

«Queremos garantizar un suministro fiable para satisfacer, a medida que regresa, la creciente demanda de nuestros clientes, con el fin de ayudar a la economía mundial a recuperarse lo más rápidamente posible», dijo Volkmar Denner, presidente del Consejo de Administración de Robert Bosch GmbH, en la conferencia de prensa anual de la compañía.

“Nuestro objetivo es sincronizar la reanudación de la producción y asegurar las cadenas de suministro, especialmente en la producción automotriz” sostuvo.

Ayudando a contener la pandemia de coronavirus «Siempre que sea posible, queremos contribuir con nuestros conocimientos a los esfuerzos para contener la pandemia, por ejemplo, a través de nuestra prueba rápida Covid-19, recientemente desarrollada, y a nuestro dispositivo de análisis Vivalytic», dijo el CEO de Bosch, Denner.

“La demanda es enorme. Estamos haciendo todo lo posible para incrementar significativamente la producción y, así, aumentaremos su capacidad cinco veces por encima de nuestros planes originales para fin de año», continuó. Bosch tiene la intención de producir más de un millón de tests rápidos en 2020 y aumentar a tres millones el próximo año.

Además de las pruebas de laboratorio existentes, el dispositivo de análisis Vivalytic se utilizará inicialmente en hospitales y consultorios médicos para proteger principalmente al personal médico, para quien es crucial una rápida disponibilidad de los resultados en menos de dos horas y media.

Bosch fabricará mascarillas en México

Asimismo, Bosch ha comenzado a fabricar mascarillas. Trece fábricas de Bosch en nueve países, desde Bari en Italia o Bursa en Turquía, hasta Anderson en Estados Unidos, han tomado la iniciativa y están produciendo mascarillas para sus necesidades locales. Además, la compañía está configurando actualmente dos líneas de producción totalmente automatizadas en la localización de Stuttgart-Feuerbach, a la que seguirán otras líneas en Erbach (Alemania), así como en India y México.

«Nuestra unidad de maquinaria especializada ha diseñado el equipamiento correspondiente en unas pocas semanas», dijo Denner. Bosch ha puesto a disposición de otras compañías, de forma gratuita, los planos de construcción. En total, se pueden producir más de 500.000 mascarillas diarias para proteger a los empleados de Bosch en sus plantas de todo el mundo.