• La compañía automotriz inicia el 4 de mayo en Europa y se activó con pocos empleados en Norteamérica.

DEARBORN, Mich.- Ford Norteamérica dio a conocer sus protocolos globales de salud y seguridad, compartiendo cómo las mejores prácticas y aportes de todo el mundo están ayudando a proteger a su fuerza laboral, distribuidores, clientes y proveedores a medida que avanza en el reinicio de su plantas globales.

Las normas y precauciones introducidas la semana pasada amplían las utilizadas en las instalaciones de Ford en China, donde el trabajo ya se reanudó, así como en Estados Unidos donde Ford ha estado fabricando equipos médicos durante semanas.

Las personas que manufacturan esos suministros médicos se han mantenido seguras y saludables al usar máscaras faciales, protectores faciales y otros equipos de protección personal, y manteniendo al menos 6 pies de espacio de otras personas de Ford siempre que sea posible.

«Hemos estado trabajando intensamente sobre cómo reiniciar nuestras operaciones y traer de vuelta a nuestros empleados de manera segura y estamos listos», dijo Jim Farley, director de operaciones de Ford.

“Hemos pasado y probado estos procesos. Respetamos nuestros primeros principios y estamos trabajando con nuestros sindicatos y socios gubernamentales para reiniciar. Volver al trabajo no es solo una buena noticia para los empleados de Ford. También es una buena noticia para nuestros proveedores, concesionarios de automóviles y los ecosistemas que brindan servicios a su alrededor, como restaurantes, tiendas y comercios. Este efecto multiplicador económico ayudará a reiniciar las comunidades de todo el mundo » sostuvo Jim Farley.

Según el director de operaciones de Ford, la industria automotriz representa el 6 por ciento del producto interno bruto en los Estados Unidos, más de 7 millones de empleos dependen de fabricantes de automóviles, distribuidores y proveedores.

“Ningún fabricante de automóviles emplea a más trabajadores por hora en los Estados Unidos que Ford, que fabrica y exporta más vehículos que cualquier otro fabricante de autos. El año pasado, Ford fabricó más de 492,000 vehículos más en Estados Unidos que nuestro competidor más cercano” sostuvo la empresa automotriz a través de un comunicado.

La producción de la serie F, requiere cuatro plantas de Estados Unidos, con aproximadamente 19,000 empleados y 2,000 proveedores, y, genera un estimado de $ 50.2 mil millones de dólares en ingresos de ventas globales anualmente.

Las cifras anteriores son más que los ingresos anuales de 2019 de American Express, Coca-Cola, Cisco Systems y Delta Airlines.

Ford está trabajando para reiniciar de manera segura la fabricación en los Estados Unidos y América del Norte. La compañía anunció recientemente planes para comenzar ese proceso en Europa el 4 de mayo, y una pequeña cantidad de empleados por hora y asalariados regresaron a trabajar esta semana en América del Norte para comenzar a instalar equipos y establecer nuevos protocolos de seguridad.