Chicago, US.- A través de una carta al equipo de colaboradores de Boeing, el CEO de la compañía, Dave Calhoun, explicó que la pandemia global de Covid-19 ha repercutido en sus finanzas, que por tal motivo, una de las medidas que tomará la corporación aeronáutica será de disminuir un 10 por ciento su plantilla laboral a través de una modalidad combinada de despidos.

“Hemos comenzado a tomar medidas para reducir nuestro número de empleados en aproximadamente un 10% a través de una combinación de despidos voluntarios (VLO), rotación natural y despidos involuntarios, según sea necesario” sostuvo Calhoun.

Este 10 por ciento de recorte de trabajadores, se aplicará a la compañía directamente, sin embargo, se pretende que la medida permee a otras áreas.

“Tendremos que hacer reducciones aún más profundas en las áreas que están más expuestas a la condición de nuestros clientes comerciales: más del 15% en nuestros negocios comerciales de aviones y servicios, así como en nuestras funciones corporativas” comunicó el CEO de Boeing.

Actualmente, en Estados Unidos, la demanda de vuelos cayó un 95 por ciento en comparación al año pasado, y se espera que, a nivel global, las aerolíneas reduzcan sus ingresos por 314 mil millones de dólares al finalizar el 2020.

Por lo anterior, Boeing anunció un plan de ahorro para el 2021 que consiste en reducir la producción de aviones.

“Esperamos reanudar la producción del avión 737 MAX a tasas bajas en 2020, aumentando gradualmente a 31 aviones por mes durante 2021, con incrementos graduales que correspondan a la demanda del mercado. Planeamos reducir la tasa de producción del modelo 787 a 10 unidades por mes en 2020 y a 7 por mes para 2022, continuaremos evaluando la tasa después de eso” dijo el CEO.

La compañía aeronáutica, planea reducir también la producción combinada del avión 777/777X mientras que los modelos 767 y 747 se mantendrán sin cambios.

Rescisión de contrato con Embraer

Muestra del difícil momento que está pasando la compañía, hace unos días, Boeing decidió finalizar el proceso de adquisición de la compañía brasileña Embraer.

“Hemos rescindido el acuerdo que teníamos para establecer una asociación estratégica entre nuestras dos compañías. Trabajamos diligentemente durante dos años para finalizar la transacción, una que habría incluido empresas conjuntas comerciales y de defensa. Pero, en última instancia, no pudimos llegar a una resolución” concluyó Dave Calhoun.