Tijuana, B.C.- Para Desarrollo Económico e Industrial de Tijuana (Deitac) resulta necesario que los gobiernos federal y estatal reconsideren su postura frente a la industria maquiladora y contribuyan con políticas de apoyo y reactivación económica, en lugar de poner trabas al ambiente de negocios.

Así lo expresó Carlos Higuera Espíritu, presidente de Deitac, quien mediante un video señaló que la industria maquiladora y de exportación, conocida como IMMEX, tiene una gran relevancia no solo en Baja California, sino en todo el país, por lo que consideró necesario apuntar algunas cuestiones que deben de cambiar.

«Unas semanas atrás vimos cómo, desgraciadamente, se hizo todo un movimiento para tratar de desestimar una inversión extranjera muy importante en Mexicali, me refiero a Constellation Brands, esta compañía que llevaba ya una fuerte inversión en la localidad y que, después del aviso de que cancelaban su operación por una consulta pública sin fundamento legal, definitivamente pone una gran piedra para lo que es promoción en el extranjero hacia nuestra región», destacó.

El dirigente enfatizó que, aunado a ese mensaje negativo, desde el 2019 el gobierno federal ha estado inhibiendo la autorización de permisos IMMEX para nuevas operaciones, reubicaciones o expansiones, frenando la creación de empleos y derrama económica.

«Es por eso que nos sumamos a la carta que hicieron varios CEO´S y grandes ejecutivos de las compañías más importantes que tienen operaciones en México bajo este esquema y, claro, nos unimos a su causa», dijo.

Higuera Espíritu comentó que se requiere empezar a hacer reapertura de operaciones para continuar con la cadena de suministros mundial, de la cual México es parte importante, de ahí que solicitan a las autoridades el considerar esto en su política pública.

«Es por eso que nos sorprende este tipo de actitudes y comisiones que se encargan de cerrar operaciones, esto solo ha generado choques entre el grupo empresarial y los colaboradores, quienes, por cierto, hemos visto con desatino que están alentando a parar operaciones que hoy en día son indispensables, pues lo único que ocurrirá es que muchas operaciones decidan emigrar a otras partes del mundo», advirtió.

El líder de Deitac aseguró que el hecho de cerrar o clausurar empresas en Baja California, no ayuda en nada, al contrario, se envía un mensaje negativo y arbitrario hacia el exterior, lo cual ya está motivando a que varias empresas estén contemplando mover sus operaciones a Estados Unidos u otras latitudes.

«Reprobamos que un secretario del estado haga transmisiones en Facebook y diga que trae la consigna de cerrar una operación, una fábrica, por instrucciones del gobernador. Eso es algo lamentable; en lugar de eso, debería estar buscando cómo asesorar y apoyar a estas empresas para poder pasar esta crisis en las mejores condiciones posibles», opinó.

El dirigente afirmó que los empresarios siempre han sido congruentes en cómo llevan las condiciones de trabajo de sus colaboradores, de ahí que la industria maquiladora empezó mucho antes que el gobierno lo dictara, con medidas de higiene y de control en las operaciones de la localidad.

Precisó que el gobierno, con su plan de incrementar varios millones de empleos a lo largo de los siguientes meses es una mentira, una falacia, «el pensar que un gobierno va a ser generador de empleos es completamente ilógico, los únicos que crean empleos bien remunerados son las empresas».

El presidente de Deitac agradeció a las diferentes instancias empresariales y diplomáticas que han levantado la voz ante esta situación que aqueja a la industria, enviando un mensaje de unidad y no de división, como lo ha estado haciendo el gobierno.

«Finalmente, me gustaría hacer un énfasis en la política pública tan adversa y equivocada que está llevando el gobierno federal, como el pensar en la compra de un estadio en este momento, se me hace una completa barbaridad, así como el subir las tarifas eléctricas», anotó.

Respecto a los créditos para las micro, pequeñas y medianas empresas que anunció el gobierno federal, abundó, ayuda en algo, pero no es la medida adecuada para paliar una crisis ni mucho menos lo que se esperaba para reactivar una economía.

En cambio, agradeció que los grupos empresariales del sur de California incluyan a Deitac en sus canales de información, para emprender un plan de reactivación económica una vez que pase la contingencia sanitaria.

«Es por eso que pedimos a los gobiernos federal y estatal que sumen esfuerzos con los grupos empresariales que somos quienes podemos crear nuevos empleos, de manera mucho más rápido que lo haría la obra pública. Agradecemos que los grupos empresariales tomen uso de voz y no se queden callados, es necesario que seamos escuchados», finalizó.