Tijuana, B.C.- Luego de que se diera a conocer que diputados locales buscan implementar un impuesto a las entregas de alimentos a domicilio, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), expresó su rotundo rechazo a esta medida que va en contrasentido de lo que espera el sector productivo.

El Secretario General del Consejo Ejecutivo Nacional de la Canirac, Miguel Ángel Badiola Montaño, calificó esta iniciativa de increíble, pues en este momento los establecimientos están buscando la manera de sobrevivir en medio de la emergencia sanitaria.

«Lejos de buscar apoyar a la industria gastronómica de Baja California, los diputados del Congreso están pretendiendo implementar un nuevo impuesto para la entrega de alimentos a domicilio, lo que demuestra su falta de sensibilidad en estos tiempos de pandemia», expresó.

Explicó que la única opción que es viable en Baja California para poder operar y no cerrar definitivamente, es atender a la población recogiendo los alimentos en el lugar o llevándolos a sus domicilios, a través de operadores que hacen esta labor.

“Por lo que aprobar un impuesto así, nos deja ver en ustedes un grupo falto de sensibilidad, un grupo ajeno a la realidad, miopía, ausencia de valores y saber que su compromiso no es Baja California, ya que dicha propuesta ni siquiera tomó en consideración al sector afectado, pues no hubo comunicación o consenso alguno”,  enfatizó Badiola Montaño.

De ahí que la Canirac envió un oficio en nombre de todos los líderes de cámara en el estado, dirigido al diputado Luis Moreno Hernández, presidente de la XXIII Legislatura del Congreso de Baja California, fechado el 24 de abril de 2020, y sellado de recibido por oficialía de partes.

Y es que dicha iniciativa fue propuesta por los legisladores locales de Morena: Rosina del Villar Casas, presidenta de la Comisión de Hacienda y Presupuesto; Eva Gricelda Rodríguez, secretario; Claudia Agatón Muñiz, vocal; Julio César Vázquez Castillo, vocal; Juan Manuel Molina García, vocal; y Miriam Cano Núñez, vocal.

En dicho documento se menciona que «es una dolorosa pena y causal de vergüenza que ustedes planeen imponer un impuesto a las plataformas o empresas dedicadas a la entrega en domicilios».

Por lo que los dirigentes de las cinco delegaciones de Canirac en Baja California: Alicia León, Tecate; Miguel Ángel Torres, Mexicali; Paul Corona, Rosarito, Iván Nolasco, Ensenada, y Miguel Ángel Badiola, de Tijuana, con respeto y de forma enérgica, pidieron dejar esta propuesta para ser analizada ya que haya pasado esta crisis económica, que cuando menos durará el resto del año.

Incluso, el Miguel Ángel Torres, presidente de Canirac Mexicali, estuvo acompañado este viernes del presidente del CCE Mexicali, Rodrigo Llantada, y del presidente de Coparmex Mexicali, Ernesto Elorduy, para manifestarse en el Congreso del Estado en contra de este impuesto.

Por último, Miguel Ángel Badiola recalcó que la ciudadanía será la perjudicada con un impuesto de esta naturaleza, por lo que reiteró que Canirac está rotundamente en contra de esta aberración.