Mexicali, B.C.- Como “incompleto” calificó la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) el anuncio del Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), respecto a diferir el pago de cuotas obrero-patronales por parte de las empresas.

“El IMSS ofreció la opción de diferir el pago de las cuotas patronales por hasta 12, 24 o 48 meses: por lo que el importe inicial a cubrir será del 20 por ciento de la cuota patronal y del 100 por ciento de la obrera, mientras que el resto podrá diferirse hasta un máximo de 2 años, según lo convengan las partes, con el beneficio de que al suscribir el convenio, la tasa de interés por plazo mensual oscila entre 1.26 por ciento y 1.82 por ciento, en función del plazo elegido” explicó Coparmex.

Sin embargo, la posibilidad de diferir los pagos de las cuotas obreros patronales de acuerdo con los líderes de Coparmex, ya se encontraba contemplada en la Ley del Seguro Social, sólo que con una tasa de interés más alta (2.8 por ciento mensual) que la anunciada por el IMSS.

“Atendiendo a la debilidad financiera que están sufriendo la gran mayoría de las empresas, lo adecuado hubiese sido establecer una tasa del 0 por ciento de interés en el pago de dichas contribuciones, como ya se ha hecho en los programas de rescate o contracíclicos de diversos países” remarcó Coparmex.

Según el organismo empresarial, nuestro país no está en condiciones de promover un programa económico como el de Estados Unidos, valuado en 2 billones de dólares, sin embargo, el plan que requiere México para hacer frente a la contingencia debería ser adecuado al panorama futuro.

“Lo que sí puede hacer el Gobierno Federal es acelerar la devolución del IVA a no más de 20 días, así como ampliar y agilizar la disponibilidad de financiamiento de créditos con la banca de desarrollo” propuso la Cámara.

Diferir pagos de ISR

Uno de los puntos que Coparmex solicitó desde el inicio del acuerdo federal que inmovilizó a las empresas no esenciales, fue el diferimiento del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

“Además de diferir los pagos de servicios prestados por el Estado y los pagos provisionales del ISR. También puede deducir las prestaciones laborales al 100 por ciento, y poner en marcha de un programa amplio de infraestructura con fondos públicos y privados” expuso el organismo.