Como la lógica lo demanda, el gobierno de Estados Unidos de Norteamérica anunció un importante acuerdo para impulsar la economía deprimida por la pandemia del Covid-19. Se trata de un paquete de rescate histórico por más de dos billones de dólares impulsado por el Senado y el presidente Donald Trump.

«Por fin tenemos un acuerdo», dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, «Estoy encantado de que finalmente vamos a apoyar al país».

Por su parte, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, lo calificó como un «acuerdo excepcional».

El plan incluye alrededor de 500 mil millones que pueden usarse para respaldar préstamos y asistencia a compañías, incluidos 50 mil millones para préstamos a aerolíneas estadounidenses, así como a gobiernos estatales y locales. También tiene más de 350 mil millones para ayudar a las pequeñas empresas.

Asimismo, este plan de rescate considera 150 mil millones para hospitales y otros proveedores de atención médica, incluidos equipos y suministros.

Para los ciudadanos, el paquete proporciona pagos directos a los estadounidenses de ingresos bajos y medios por mil doscientos dólares por cada adulto, así como 500 dólares por cada niño.

En tanto, el seguro de desempleo se extendería a cuatro meses, los beneficios se reforzarían en seiscientos por semana y la elegibilidad se ampliaría para cubrir a más trabajadores.

Apoyos ya establecidos

Hay que recordar que en a inicio de marzo, el Congreso de Estados Unidos aprobó un plan de ocho mil millones de dólares para financiar las necesidades de atención médica por la emergencia derivada del coronavirus. Además, la semana pasada, se publicó un segundo plan que proporcionará a miles o millones de estadounidenses, licencia por enfermedad pagada, asistencia alimentaria y pruebas gratuitas de coronavirus.

También el gobierno central del vecino país, enviará decenas de miles de millones en ayuda a los estados que lo conforman.

En Estados Unidos se reportan cerca de 65 mil 998 casos positivos por Covid-19, alrededor de 943 fallecimientos y 394 personas recuperadas, mientras que a nivel mundial se habla de más de 436 mil personas infectadas y más de 19 mil 600 muertes.