Mexicali, B.C .-El gigante aeroespacial GE Aviation, recientemente dio a conocer que reducirá en un 10 por ciento los empleos del sector aeronáutico debido a la caída estrepitosa en la demanda de viajes. Así lo informó Larry Culp, Ceo de la compañía como medida encaminada a la reducción de costos.

Según los números incluidos en el informe anual de 2019 de GE, el recorte anunciado podría afectar a hasta 5.200 trabajadores.

Asimismo, Culp explicó en una carta abierta, sobre un período de «falta de trabajo» de 90 días que afecta al 50 por ciento de los empleados de mantenimiento, reparación y revisión de GE Aviation. Culp, también anunció que renunciaría a su salario personal por el resto de 2020, mientras que el líder de la División de Aviación, David Joyce, renunciaría a la mitad.

Por su parte, Boeing emitió un comunicado llamando al gobierno a proporcionar $ 60 mil millones de dólares a aerolíneas, aeropuertos y fabricantes aeroespaciales. «Los fondos apoyarían la salud de la industria de la aviación en general», dijo el comunicado, permitiendo a los fabricantes pagar a los proveedores y mantener las cadenas de suministro amenazadas por la falta de demanda. Boeing, que obtiene motores de GE Aviation, anunció el 23 de marzo que suspenderían la producción en su planta de Puget Sound, en Washington (EUA).

Cadena de suministro en llamado de auxilio

Tres grupos comerciales que representan a compañías que fabrican, venden y distribuyen automóviles y motores enviaron una carta al Congreso de Estados Unidos el día de ayer, solicitando ayuda para sus industrias con la finalidad de manejar el impacto del brote de coronavirus. Según el grupo, 42 de 44 plantas de ensamblaje de automóviles en los Estados Unidos han suspendido su producción. Entre las solicitudes de los grupos: préstamos para empresas y un retraso en la implementación del acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá.

Con información de Industry Week