La empresa de manufactura de productos de rehabilitación física y ortopedia DJO, recibió dos reconocimientos: Empresa Incluyente y Empresa Familiarmente Responsable, donde el reto es que las buenas prácticas sean adoptadas por su personal tanto en su vida laboral como personal.

La Gerente de Recursos Humanos de la compañía, Paloma Corral, destacó que estos distintivos son entregados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), cuya recertificación se realiza cada tres años.

“Para nosotros representa un gran compromiso como organización, el cuidar estos temas que son muy importantes para nuestra gente, que sepan que realmente nos preocupamos tanto por ellos como por sus familias”, expresó.

Afirmó que una de las premisas de DJO es que un trabajo no depende del género de una persona, ya que tanto hombres como mujeres son capaces de hacer lo mismo y de tener los mismos conocimientos.

“Buscamos que las buenas prácticas sean una realidad, además, estamos fomentando el crecimiento de nuestro personal mediante certificaciones, que sepan los asociados que entre más aprendan y se desarrollen, pueden incrementar su salario, ya que no es solo un trabajo, sino una escuela donde pueden aprender nuevas habilidades”, destacó Paloma Corral.

En este sentido, la Directora de Ingeniería de DJO, Daniela Flores, subrayó que estos distintivos significan un compromiso tanto con su personal como con la comunidad en general, ya que son una compañía de clase mundial.

“Somos una empresa que permite, se adapta y se diseña para poder contar con un equipo diverso, mantener la equidad y poder identificar y contrarrestar cualquier situación que tenga que ver con hostigamiento o violencia, para garantizar que tengamos condiciones laborales óptimas”, enfatizó.

Un ejemplo de esta responsabilidad social, dijo, es el apoyo que brinda la empresa a sus colaboradores con la entrega de útiles escolares, el contar con un cuarto de lactancia para madres trabajadoras.

Asimismo, contar con transporte de personal seguro, servicio de comedor de primera calidad, y el beneficio de obtener los productos que fabrica DJO, los cuales pueden solicitarse mediante una consulta con la doctora de planta.

La Directora de Ingeniería mencionó que la empresa mantiene una plantilla de 3 mil personas en sus diferentes departamentos, la cual fabrica productos para rehabilitación física, tales como botas, rodilleras, aparatos ortopédicos para deporte, soportes para brazo, parches de terapia fría y caliente, entre muchos otros.

“Lo más relevante es el liderazgo que vamos a tomar, porque el recibir un distintivo es solo el primer paso, pues es en el día a día que lo tenemos que reflejar. Ahora sí que el reto es la continuidad y seguir mejorando todas nuestras áreas”, concluyó.