La empresa automotriz no fue clausurada, sólo se colocaron sellos en contenedores de manejo de residuos.

Tecate | Redacción

La empresa Hyundai Traslead, de origen coreano y con su corporativo en San Diego California, dedicada a la fabricación de remolques convencionales y refrigerados, así como plataformas, dollies y chasis para la industria del transporte, estuvo en el alerta roja la semana pasada en su planta de operaciones ubicada en la carretera Tijuana-Tecate, ante la denuncia de habitantes del Ejido Maclovio Rojas quienes solicitaron la intervención de la Secretaría de Economía Sustentable y Turismo (SEST) de Baja California bajo el argumento que la empresa maquiladora presuntamente genera emisiones altamente contaminantes que ponen en riesgo la salud de los niños principalmente.

Al parecer, el proceso que la empresa maquiladora realiza implica fundir aluminio y otros metales que despiden dichas emisiones.

Mario Escobedo Carignan, titular de la SEST envió a las instalaciones de la compañía, una comitiva para realizar una inspección de rutina. Posteriormente, el área de comunicación social del ejecutivo estatal, emitió un comunicado en el que señala que por instrucciones del gobernador Jaime Bonilla, se había clausurado a la empresa automotriz debido a emisiones de plomo al medio ambiente.

Sin embargo, la empresa Hyundai se mantiene en operaciones, ya que lo único que se dijo fue clausurado fue un área de contenedores de residuos especiales de la empresa.

Pero el comunicado señalaba lo contrario y aún agregaba que los directivos de la empresa se comprometieron a diseñar un plan de contingencia para evitar posibles riesgos a la salud y poder reabrir operaciones.

La información que compartió la SEST no detalló qué tipo de inspecciones o estudios de impacto ambiental se ejecutaron para determinar que el contaminante o la emisión se trata de plomo tal como se manejó en el comunicado.