LOS COLABORADORES MEXICALENSES CONSOLIDAN A LA EMPRESA COMO LÍDER EN MANUFACTURA AEROESPACIAL

Con el entusiasmo, energía y compromiso como principales virtudes de su gente, Safran Mexicali logró cumplir su primer año de operaciones y así aportar en la consolidación del corporativo francés como líder mundial del sector aeroespacial.

Para festejar y agradecer el esfuerzo y la entrega de sus colaboradores, la empresa organizó un ameno convivio en las instalaciones del Museo Sol del Niño, donde los colaboradores y sus familias disfrutaron de un día recreativo y de mucha diversión.

Con una rica taquiza y refrescos, sin duda los pequeños fueron los más divertidos al jugar en la brincolina, en el futbolito de mesa y al ganar premios y dulces en juegos como la ruleta, tiro al blanco o el boliche, además de disfrutar de interesantes películas en la pantalla Imax del museo.

De visita en la ciudad dada la gran celebración, Olivier Thomas, director de operaciones de Safran en Irvine, California, destacó que la planta en Mexicali es una por la que el corporativo está apostando mucho y continuará buscando su crecimiento.

Añadió que estratégicamente la capital de Baja California representa una gran ventaja geográfica por su condición fronteriza con Estados Unidos, lo que facilita la fluidez en los negocios.

Distinguió a los colaboradores cachanillas como personas que trabajan muy de cerca una de la otra, como una familia, virtud que sirvió como principal soporte para sortear los desafíos del primer año de trabajo.

“Definitivamente seguiremos invirtiendo aquí, por lo tanto continuaremos trasladando algunas actividades de Florida a Mexicali este año, y el objetivo es impulsar el negocio así como trasladar otra instalación de Safran”, expuso Olivier Thomas respecto a los próximos objetivos a cumplir.

Por su parte Erika Carrillo Beltrán, gerente de planta en Mexicali, se expresó con alegría y satisfacción de lograr el primer año de labores, destacando que Safran es una empresa con presencia internacional que ocupa el primer lugar en generación de empleo del sector aeroespacial en México.

“Dirigir esta empresa y mantener esos estándares altos es un gran reto, sin embargo confío plenamente en la gente que tenemos. La calidad con la que construimos nuestro producto es muy alta, si bien es un reto también es una satisfacción y orgullo”, comentó.

Con el cliente como prioridad siempre, Erika refirió que las metas de calidad, ventas y ganancias fueron superadas en este primer año, gracias al compromiso de sus colaboradores y la cultura de mejora continua que la empresa ejerce.

Otra de las próximas metas a cumplir, refirió, es la completa incorporación de Safran Mexicali a la división de Safran en Texas, Estados Unidos, lo que significa consolidar su enlace de comunicación.

“Desde que fuimos adquiridos por Safran iniciamos una transferencia de Melbourne, Florida a Mexicali, y próximamente iniciaremos una transición nueva de Costa Mesa, Irvine, la planta de Mexicali se está viendo como la líder en manufactura de nuestro corporativo”, detalló Erika Carrillo.

En su primer año de operaciones Safran Mexicali amplió su plantilla laboral de 250 a 350 colaboradores y para el próximo año se estima un crecimiento cercano a 500 personas en la empresa.

María Guadalupe Chávez Topete, coordinadora de Recursos Humanos con 41 años de trayectoria laboral, testigo de la transición para el primer ciclo de Safran y disfrutando de su último año de trabajo previo a su jubilación, con mucha emotividad se dijo agradecida con la empresa por brindarle la oportunidad de seguir creciendo profesional y personalmente.

Manifestó que aún con el paso de los años la motivación se mantiene como desde el primer día, y prueba de ello es la constante preparación de su personal ante la llegada de nuevos retos.

Con amigos y familiares dentro de la empresa, María Guadalupe desea el mejor de los éxitos para Safran y su gente, y su mejor consejo es el trabajo en equipo y una actitud de respeto y solidaridad.

“Espero verla crecer mucho, con muchos empleados más. Di lo mejor de mí, apoyé a las personas en todo lo que pude, me gustó mi trabajo y me voy muy contenta”, finalizó.