Por Karla Navarro

Ensenada, B.C.- Ante el inicio de las nuevas administraciones municipal y estatal, empresarios mantienen expectativas positivas respecto a que Ensenada recibirá inversiones que detonen proyectos de infraestructura para ampliar la capacidad portuaria, terminar y construir carreteras y crear parques industriales.

Gustavo Morachis Vargas, presidente de la Comisión de Promoción Económica de Ensenada (Copreen), confía en que el hecho de que ahora los tres niveles de gobierno son encabezados por políticos emanados del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) facilitará el flujo de recursos para este tipo de obras.

“Algo que ha limitado la inversión en Ensenada es precisamente la falta de infraestructura y muchas veces se pierden estos temas en la materia política cuando son partidos distintos donde no coinciden las ideas de unos y de otros”, declaró.

Consideró que los gobiernos tienen “deudas históricas” con el puerto, tanto en la construcción de vialidades como en alternativas para afrontar la escasez agua; ambos inhibidores para la atracción de inversiones por parte de la iniciativa privada.

“Creemos que hay mayor facilidad ahora que están todos sobre una misma línea y es un reclamo de la ciudadanía y de los ensenadenses la falta de apoyo a la infraestructura”, señaló el presidente del Copreen.

Puertos y parques industriales

Aunque Ensenada ofrece diversas ventajas a inversionistas, empresarios consideran que la ausencia de parques industriales obstaculiza la instalación de nuevas plantas, por lo que es urgente crear la infraestructura y dotarla de los servicios necesarios.

Gustavo Morachis destacó que la ubicación del puerto es estratégica en temas de logística, no obstante, a ello se tiene que sumar la infraestructura carretera y portuaria para que esté en una posición competitiva y tenga la posibilidad de retener y ampliar la industria instalada.

“Ensenada necesita dar ese paso, somos la capital del vino a nivel nacional, debemos de sentirnos ya como un área metropolitana importante en el país, dejar de ser una ciudad media para ser una ciudad grande, sobre todo en cuanto a extensión y oferta”, subrayó.

Para plantear estos temas, dijo, ya han sostenido reuniones tanto con el alcalde Armando Ayala Robles como con integrantes del equipo de transición de la próxima administración estatal, y hay confianza en que se atenderá el rezago en la infraestructura.