En exigencia de la liberación de plazas para los nuevos egresados, maestros normalistas de Michoacán han intensificado sus protestas en un primer momento con bloqueos a las vías del tren para ahora tomar camiones de carga y realizar boteos en las casetas de cobro.

El bloqueo ferroviario en los municipios de Arteaga, Uruapan y Morelia ha afectado el traslado de mercancía de mil 800 contenedores, en la que se incluye combustóleo y la operación de diversos sectores, según informó la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán (AIEMAC).

La AIEMAC estima una pérdida de 50 millones de pesos por cada día de bloqueo.

Hasta el día de ayer, al menos 14 trenes estaban varados por los bloqueos a las vías ferroviarias en Tiripetío y Caltzontzin.

En entrevista en Imagen Radio, José Zozaya, presidente y representante ejecutivo de Kansas City Southern México, planteó que las negociaciones deben retomarse pero fuera de las vías férreas.

Tratándose de temporada alta, los bloqueos, dijo, afectan el trasiego de la industria automotriz y producción de Pemex.

“Tenemos varados como dos mil 700 automóviles, tenemos varados más de mil 500 contenedores, tenemos algunos vagones de acero y algo de productos de Pemex. La verdad es un daño tremendo para la economía”, comentó.

Con información de Excélsior.