Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Sin dejar de lado las obligaciones que deben cumplirse, una aduana debe permitir esquemas facilitadores que favorezcan el flujo del comercio exterior, así lo expuso Georgina Estrada, especialista en aduanas y comercio exterior, durante su conferencia “La Aduana del Siglo XXI y la 4ta Transformación, con la que se inauguraron las nuevas oficinas de World Traffic en el edificio de Punta Este.

Aseguró que en América Latina y el Caribe la aduana mexicana es punta de lanza en tecnología, lo que permite revisiones más integrales en materia de seguridad pública y seguridad nacional, incluyendo el tema de piratería.

Desde la perspectiva de la expositora, la misión de una aduana debe ser contribuir al crecimiento y competitividad del país, mediante una operación aduanera eficiente, transparente y predecible, que facilite el movimiento de los pasajeros y mercancías, que inhiba los comportamientos ilícitos de empresas, personas y funcionarios, y que fortalezca la seguridad nacional.

En cuanto a la visión, expuso que la aduana debe ser reconocida por el profesionalismo e integridad de sus funcionarios y por operar con niveles de eficiencia, transparencia y control comparables con las mejores aduanas del mundo.

Los elementos clave para la aduana del siglo XXI, mencionó Georgina Estrada, son contar con una interconexión de aduanas a nivel mundial; mejor coordinación de autoridades en las fronteras; gestión de riesgos basada en la información; colaboración aduanas – empresas; instrumentación de métodos de trabajo de procedimientos y de técnicas modernas; uso de tecnología y de instrumentos de alto rendimiento.

Además atribución de poderes; cultura de servicio profesional basada en el conocimiento; fortalecimiento de capacidades y programas de integridad.
Respecto a los principios fundamentales para una óptima operación aduanera, argumentó que debe establecer normas que garanticen la seguridad logística faciliten el comercio; permitir la gestión integral de la cadena de logística en los medios de transporte; reforzar la cooperación entre las administraciones de aduanas para mejorar la detección de envíos de alto riesgo y fomentar la circulación fluida de mercancías a través de cadenas logísticas internacionales seguras.

Durante la conferencia, para permitir un mayor dinamismo hubo oportunidad para que los asistentes emitieran sus preguntas o plantearan situaciones hipotéticas para aclarar diversas dudas.