Por Juan Fco. Balderrama G.

Una de las principales características tomadas en cuenta para que una compañía decida iniciar operaciones en Baja California es el nivel de especialización del talento en función de los procesos, es por ello que el estado se ha convertido en un sitio atractivo para invertir, ya que posee un alto nivel de especialización de su mano de obra en el giro médico, específicamente.

Hoy en día, el crecimiento en el sector industrial en la región demanda que los egresados de las universidades e institutos tecnológicos desarrollen programas educativos especializados en ciertos rubros de mayor necesidad, como el giro médico, automotriz, aeroespacial, por mencionar algunos. Esto con el objetivo de cubrir las necesidades del campo laboral, que demandan personas con competencias técnicas específicas, las cuales son parte fundamental para el desarrollo y sostenimiento de nuevos procesos dentro de la región.

Existe en el estado una gran oferta educativa tanto en universidades públicas como privadas, así como institutos que ofrecen diferentes programas de especialización a través de diplomados y certificaciones, los cuales están impulsando el desarrollo del talento.

Es importante resaltar que aún tenemos una gran oportunidad por continuar desarrollando el talento de nuestras próximas generaciones, ya que en un futuro a corto plazo será obligatorio que los nuevos egresados de las universidades cuenten en su proceso de estudio con certificaciones que los lleven a un nivel mayor de experiencia y conocimiento, lo que se verá reflejado en resultados favorables para las organizaciones.

En México, contamos con instituciones como el CONOCER, dentro de la Secretaría de Educación Pública, que han creado estándares de competencia técnicos que evalúan a los candidatos en conocimientos, habilidades y actitudes, con el objetivo de certificar estas especializaciones.

También sería importante el involucramiento de los tres niveles de gobierno para ofrecer incentivos económicos a las empresas para que promuevan la capacitación y el desarrollo del talento dentro de sus organizaciones, así como programas de becas para personas que no cuenten con apoyo en sus centros de trabajo para que tengan acceso a un diplomado o certificación que especialice sus labores. De esta manera, estaríamos fomentando el crecimiento de la especialización de la mano de obra.

Creo que podemos continuar impulsando la especialización, uno de los pasos claves es el vínculo del sector industrial con el educativo, donde las universidades e institutos tengan una apertura continua escuchando las necesidades actuales de la industria y actualizando sus planes de estudio, así como el sector industrial, recibiendo a los estudiantes de las universidades para que estos jóvenes pongan en práctica los conocimientos teóricos obtenidos, y al término de su carrera profesional lleguen con un nivel de experiencia mayor a lo que nos tocó vivir.

Juan Francisco Balderrama G. es ingeniero industrial en electromecánica egresado del Instituto Tecnológico de Sonora, con 19 años de experiencia en la industria maquiladora.

Certificado en Lean Manufacturing, Lean Management y Lean seis Sigma Black Belt.
Certificado como gerente de mejora continua y Quality Improvement Associate.

Cuenta con cuatro certificaciones en estándares de competencias nacionales y desarrollo el primer estándar en Manufactura esbelta a nivel nacional avalado por la SEP.

Certificado como facilitador de la metodología LEGO SERIUS PLAY.

Actualmente labora como superintendente de excelencia operacional y desarrollo organizacional / capacitación en una de las empresas medicas más grandes de B.C. y es director del Instituto de Capacitación Industrial (ICI de México).