A PARTIR DEL 23 DE OCTUBRE, ENTRARÁ EN VIGOR LA NORMATIVIDAD QUE ABORDA EL ESTADO PSICOSOCIAL DE LOS TRABJADORES

Por Sandra Cervantes

Tijuana, B.C.- La Norma 035, relativa al estado psicosocial de los trabajadores, entrará en vigor el próximo 23 de octubre, por lo que es importante que las empresas se preparen para cumplir con las políticas de prevención de riesgos.

Laura Carrillo Alarcón, encargada de Enseñanza, Vinculación y Psicología del Hospital de Salud Mental, señaló lo anterior luego de participar como ponente en la reunión mensual de la Asociación de Recursos Humanos de la Industria de Tijuana (Arhitac) que preside Ulises Ruiz.

Las condiciones de estrés y problemas psicosociales en los empleados deberán ser diagnosticadas y tratadas por las empresas, ya que, a partir del 23 de octubre, la autoridad auditará sobre la Norma 035, explicó, de no cumplir con la debida atención y prevención, pueden hacerse acreedores a multas.

Esta norma aborda situaciones emocionales personales que provocan cambios biológicos en el organismo, detalló, por ejemplo, el estrés laboral se puede convertir en un burn out, una depresión, hasta llegar a ideas suicidas.

“Lo que la autoridad va a auditar son las políticas que están manejando las empresas en cuanto a prevención de riesgo psicosocial, y ya el siguiente año que se tenga un diagnóstico, se debe hacer un seguimiento y canalizar los casos detectados a las instancias correspondientes como el IMSS o el Hospital de Salud Mental”, subrayó.

Carrillo Alarcón mencionó que hay buenas prácticas en muchas empresas, pero el estrés está presente en todas las personas por diversas circunstancias, por lo que el Hospital de Salud Mental de Tijuana ofrece una metodología sistematizada que se puede aplicar en la organización.

“Así como para cada puesto se solicita un perfil de habilidades y capacidades, también se debe tomar en cuenta la personalidad, ya que en algunas ocasiones hay personas que ya traen una psicopatología que se puede desencadenar dentro de la empresa y ésta la tiene que atender”, dijo.

“El 20 por ciento de la fuerza laboral tiene indicadores de estrés y depresión que no se están trabajando en forma adecuada en la prevención, como es el acoso laboral, necesidades económicas no satisfechas, el poco tiempo para convivir con la familia”.

En este sentido, Ulises Ruiz, presidente de Arhitac, destacó la importancia de dar a conocer esta información a los asociados, ya que se trata de contribuir al bienestar del recurso humano, que es el factor valioso de las empresas.

Por lo que la principal recomendación, planteó, es que las compañías adopten la metodología que se requiere, así como colocar buzones en todas las áreas de trabajo al interior de los centros de trabajo y elaborar cuestionarios para el registro de eventos traumáticos, entre otras medidas.