LA CMIC DESCARTA GRANDES PROYECTOS DE NO GARANTIZARSE EL ABASTO DEL VITAL LÍQUIDO

Por Nicté Madrigal

Ensenada, B.C.- El desabasto de agua que prevalece en Ensenada desde hace más de tres años, resta competitividad al puerto, en tanto miles de familias enfrentan los costos económicos generados por la escasez del líquido.

Conforme con datos de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (Cespe), el déficit presupuestal ha generado retrocesos en los avances que se habían tenido al incrementar las fuentes de abastecimiento (planta desalinizadora).

Indicaron que el presupuesto para el ejercicio fiscal 2019, fue de 560 millones de pesos, mientras los requerimientos eran de 837 millones de pesos para enfrentar las necesidades y emergencias que genera una red de alrededor de 40 años de antigüedad.

A la par, empresarios del sector pesquero y de la industria de la transformación, señalaron que los largos periodos que han pasado sin abastecimiento del líquido, han afectado los procesos y productividad de las plantas de procesamiento de diferentes productos.

Asimismo, miembros de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), llamaron a las autoridades estatales y federales a invertir en infraestructura hidráulica.

“Ningún plan o proyecto a largo plazo podrá consolidarse si no se tiene garantizado el abastecimiento de agua”, advirtió Juan Robles, presidente de este organismo.

Enfatizó que el recurso hídrico es un factor estratégico de seguridad nacional, estatal y municipal, además de estabilidad económica, política y social.

Lamentablemente, dijo, la Cespe trabaja con un déficit de 100 litros por segundo.

Rechaza ayuntamiento la administración del agua

Derivado del desabasto que ha enfrentado Ensenada desde hace casi tres años, grupos ciudadanos exigieron al gobierno municipal que asumiera su facultad de administrar el agua e incluso presentaron recursos legales para obtener respuesta del Cabildo.

Sin embargo, el pasado mes de septiembre, ediles del XXII Ayuntamiento, determinaron como “improcedente” que el municipio se encargue de la administración del agua y distribución del agua debido a que el dictamen 023/2019, establece que para asumir esa responsabilidad, resulta indispensable contar con un estudio y análisis de factibilidad integral frente a diversos escenarios como el jurídico, económico, financiero, técnico, y de gobernanza.

La entonces regidora, Norma Angélica Silva Aguirre, expuso que, si bien estas funciones y servicios públicos están consagrados por el artículo 115 Constitucional y el artículo 82 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California, la iniciativa que se presentó para fijar postura al respecto, no provee de la información necesaria.

Expuso que el inicialista (Iván Duarte Córdova), no especificó de dónde provendrían los recursos necesarios para llevar a cabo el plan rector de la política municipal del agua solicitada en el punto de acuerdo.

También es “improcedente” instruir al Instituto Municipal de Investigación y Planeación de Ensenada (IMIP), para que elabore un plan rector para la política municipal del agua, como consecuencia de lo anterior, debido a la falta de recursos económicos.