LOS CONFLICTOS BÉLICOS EN MEDIO ORIENTE PODRÍAN DISPARAR LOS PRECIOS DEL PETRÓLEO

Por Michel Torres

Mexicali, B.C.- Los precios de las gasolinas en México se mantendrán estables siempre y cuando el conflicto bélico en Medio Oriente no se salga de control y provoque un desmedido aumento en los precios internacionales del petróleo, aseguró el economista Enrique Rovirosa Miramontes.

Explicó que los precios se rigen en México, por un lado, por el mercado internacional que fija el costo del barril, base para determinar el precio de los derivados del petróleo, en la que se han dado fuertes fluctuaciones por una alta demanda.

“En los últimos meses, hemos visto un mercado relativamente a la alza, ya que los precios han estado en función de la situación económica, pero también por los conflictos que se han dado no solamente en Medio Oriente, sino por las guerras comerciales y sus efectos, en este caso China y Estados Unidos”, comentó.

Una afectación a la baja de estas economías trae consigo una reacción en el mercado petrolero por consecuencia, mencionó Rovirosa.

El economista abundó que a lo anterior se suman los conflictos regionales en Medio Oriente; por un lado, la intención que tiene Estados Unidos de ampliar su influencia geopolítica en dicha región, así como las guerras civiles por cuestiones religiosas que se suscitan en Siria y Yemen, en éste último con la intervención de Estados Unidos, Arabia Saudita e Irán.

“Esto dio lugar a los recientes ataques a las instalaciones de Aramco, que es la principal empresa petrolera de Arabia Saudita, y eso paralizó temporalmente las operaciones de exportación de petróleo y sus derivados y se reflejó en un aumento sustancial en los precios internacionales de más de 6 dólares”, mencionó.

Aunque el ataque tuvo un efecto inmediato, la reparación de daños permitirá la estabilización de los precios, dijo el economista, sin embargo, planteó que existe un panorama de incertidumbre ante una posible represalia por parte de Arabia Saudita y Estados Unidos contra Irán, país señalado como responsable del atentado.

“Como estos conflictos no se van a resolver de la noche a la mañana, van a seguir afectando en lo sucesivo al menos en los próximos meses y años todo lo que tiene que ver con los precios internacionales del petróleo”, detalló.

Enrique Rovirosa explicó que aterrizar tales conflictos en el contexto económico de México, al salir de Medio Oriente, la mayoría de la producción mundial de petróleo, de desatarse una guerra en dicha región, repercutiría directamente en el precio de los barriles con costos por arriba de los 100 dólares.

Aproximadamente, el 80 por ciento de las gasolinas en México son importadas, mencionó, y de suscitarse un conflicto bélico las exportaciones mexicanas de petróleo aumentarían, pero en contraparte se incrementarían los costos en las importaciones de los combustibles.

“Se compensa, por un lado, el alza del petróleo contra el alza de las gasolinas por otro, situación que ha dado lugar a las declaraciones de López Obrador en el sentido de que no va a aumentar el precio de la gasolina”, señaló Rovirosa Miramontes.

Mientras la tensión en Medio Oriente no salga de control, puntualizó, el gobierno mexicano tiene margen para mantener el rango de precios.