EL RETORNO DEL IVA PUEDE TARDAR HASTA 10 MESES, CUANDO DEBERÍAN SER MÁXIMO 20 DÍAS. NEGOCIOS SE QUEDAN SIN FLUJO DE CAPITAL.

Por Sandra Cervantes

Tijuana, B.C.- Empresarios de Tijuana señalan que la devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) es sumamente tardada, lo cual resta competitividad y causa descapitalización de los negocios.

En palabras de Salvador Díaz González, presidente de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO), existen empresas a las que les han retenido de 30 a 40 millones de pesos, correspondiente al primer trimestre de 2019, y que a la fecha no les ha retornado el monto.

El dirigente aseguró que la devolución del IVA debería realizarse en periodos de 10, 15 y 20 días, obligatoriamente, pero, en la práctica, estos lapsos se han extendido de 6 y hasta 10 meses, provocando una descapitalización de los negocios.

En el caso de las empresas constructoras, comentó Gabriel Antonio Valenzuela Moreno, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), delegación Tijuana, Tecate, Playas de Rosarito, la tardanza en la devolución del IVA ha complicado su operación.

Señaló que el 60 por ciento de las empresas del sector constructor se adhirieron al decreto de estímulos fiscales que redujo el IVA del 16 al 8 por ciento, pero que el inhibidor ha sido la lentitud con la que retorna el saldo a favor del impuesto.

“El estímulo de un IVA al 8 por ciento sí es un beneficio porque nos vuelve más competitivos, aquí la situación es la devolución de ese impuesto que hasta ahora la autoridad no lo ha devuelto a los proveedores o que ha sido muy lento”, indicó el dirigente.

Valenzuela Moreno subrayó que este decreto tiene áreas qué mejorar, ya que los proveedores que manejan productos de importación no obtienen ningún beneficio, dado que deben pagar un IVA del 16 por ciento, para luego vender con un 8 por ciento a sus clientes.

“Utilizamos muchos productos importados en la construcción y ahí los proveedores tendrían un déficit, que no les afectaría tanto si la autoridad hiciera una rápida devolución del IVA”, dijo.

Por su parte, José Antonio Melgar Díaz, presidente de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos (AMCP), consideró que el problema radica en que la autoridad solicita excesivos requisitos a los contribuyentes para la devolución del impuesto.

El contador público certificado puntualizó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) debería ser más ágil en la tramitología, ya que esta situación afecta el flujo de capital de las empresas, además de que se trata de un derecho de éstas.

“La Ley Federal de los Derechos del Contribuyente comenta que deben ser ágiles las situaciones y lo menos onerosas para los contribuyentes, sobre todo cuando son datos que la autoridad ya tiene”, resaltó.

Francisco Rubio Rangel, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Tijuana, expuso que por fortuna este rezago no se debe a la falta de presupuesto, como se temía, sino a recortes de personal al interior del SAT, situación que ha aumentado la carga de trabajo.

No obstante, el dirigente de los industriales mencionó que este problema se magnifica con la eliminación de la Compensación Universal afectando a grandes y pequeñas empresas ante la falta de fluidez en su capital.