ANTE NECESIDADES CADA VEZ MÁS SOFISTICADAS, EL CLÚSTER DE PRODUCTOS MÉDICOS SE ESFUERZA POR GENERAR TALENTO HUMANO

Por Sandra Cervantes

Tijuana, B.C.- Uno de los principales retos de la industria de dispositivos médicos en Baja California es generar recurso humano especializado, debido a que la tendencia del sector apunta hacia procesos y productos más sofisticados, así lo señaló Miguel Ángel Félix Díaz, tesorero del Clúster de Productos Médicos de Baja California.

“Este sector es liderado a nivel nacional por esta región fronteriza al contar con 75 empresas establecidas en los municipios de Tijuana, Mexicali, Tecate y Ensenada, las cuales representan el 50 por ciento de esta industria a nivel nacional”, indicó Félix Díaz.

El directivo agregó que dichas empresas generan más de 71 mil empleos directos en la región, donde la mayor parte corresponden a actividades de ensamblaje y producción, no obstante que en los últimos años se ha ido incrementado la demanda de ingenieros especializados en diversas áreas.

Para ello, abundó Félix Díaz, el Clúster mantiene una colaboración continua con el sector académico, a fin de que los planes de estudio de las universidades vayan acorde a las necesidades de la industria, pues cada vez son más específicas y sofisticadas.

Y es que, de acuerdo con el reporte “MedDev@Baja” realizado por Axis, Centro de Inteligencia, entre las especialidades médicas a las que está dirigida la manufactura en el estado se encuentran productos de asistencia respiratoria, ortopédicos, cardiovasculares, oftalmológicos, gastroenterológicos, así como equipo y material para hospitalización y cirugía, farmacología, biotecnología, entre otros.

Algunos de los dispositivos que se fabrican en la entidad son desfibriladores, catéteres, marcapasos, material quirúrgico, sets intravenosos, válvulas artificiales para el corazón, lentes, instrumentos para ortodoncia, soportes para ortopedia, entre muchos otros, cuya tecnología es cada vez más especializada.

Es por ello que el clúster ha dado relevancia a la vinculación educativa, destacó el tesorero, fomentando el desarrollo de programas de estudio, servicios tecnológicos, proyectos de aplicación y el Modelo de Educación Dual.

Con estos proyectos, apuntó, se atiende la formación de perfiles profesionales orientados a la industria, la actualización y educación continua del personal, así como la implementación de soluciones en las empresas por parte de la academia y el alumnado.

Cabe destacar que la manufactura de dispositivos médicos es una de las de mayor crecimiento a nivel global, señaló Miguel Ángel Díaz, la cual registra porcentajes de entre el 7 y el 9 por ciento anuales en Baja California, de ahí la importancia de preparar al recurso humano.