EL OBJETIVO ES REDUCIR TIEMPOS DE CRUCE DE 4 HORAS A MÁXIMO UNA HORA Y MEDIA

Por Sandra Cervantes

Tijuana, B.C.- Luego de que incrementaran los tiempos de inspección en la garita de exportación, organismos empresariales de Tijuana propusieron redistribuir los carriles de cruce a Estados Unidos para reducir la espera de 4 horas a máximo una hora y media.

Israel Delgado Vallejo, delegado de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) en Tijuana, indicó que este incremento de tiempo en los cruces de camiones repercute tanto en lo económico como en la movilidad de la ciudad, al generarse un caos vial en las zonas aledañas a Otay.

“Tiene que ver con el flujo en el corredor de la aduana mexicana y la aduana americana. Estamos en el inicio de temporada alta de exportación, aunado a factores que afectan el flujo vehicular”, comentó.

Delgado Vallejo detalló que la temporada alta de exportaciones comienza en septiembre y culmina en noviembre, tiempo en que debe mantenerse una espera máxima de una hora y media o peligrará el cruce de mercancías.

En temporada baja, refirió, cruzan un promedio de 2 mil 500 camiones, de los cuales de 900 a mil unidades van vacías; dicha cantidad se incrementa alrededor de un 30 por ciento en la temporada alta, por lo que se exhorta a las empresas a realizar su manifiesto electrónico y así acelerar el proceso de inspección.

Además, señaló que el 50 por ciento de la carga que se exporta está certificada con el programa denominado CT-PAT, por lo que se ha propuesto una redistribución del flujo de camiones en el corredor de aduanas.

De cuatro carriles que existen, sólo uno es carril fast, por lo que se propuso abrir un carril fast más para agilizar el cruce en dos carriles para circular la mercancía certificada, y por los otros dos carriles que circule el resto de las unidades.

El objetivo es evitar la obstrucción de vialidades por el tránsito de camiones, y a la vez evitar que las empresas tengan problemas con sus entregas a tiempo, que es parte de las afectaciones en quienes cuentan con CT-PAT.

Por su parte, Salvador Díaz González, presidente de la Asociación de Industriales de Mesa de Otay (AIMO), agregó que la autoridad aduanal mexicana ha mostrado disposición en apoyar esta propuesta, la cual entró en vigor el 26 de agosto.

“Nuestra preocupación es que la mayoría de las exportaciones son cargas certificadas, donde la prioridad es proteger su integridad”, resaltó.

Lo anterior, aunado a que los transportistas reducen su productividad al dar sólo uno o dos viajes, más el estrés psicosocial que acumulan, cuando en octubre entra en vigor la Norma 035 que vigila que los empleados no padezcan estos problemas.

Francisco Rubio Rangel, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Tijuana, destacó que además de esta redistribución de carriles de cruce, los organismos empresariales acordaron invertir 33 mil dólares en la instalación de cámaras de video-vigilancia.

Dichas cámaras de colocarán en 14 diferentes puntos: en el corredor de exportación, en la Calle 12, en la Calle Sor Juana Inés de la Cruz desde la aduana hasta la calle Chilpancingo y hacia el boulevard Bellas Artes, para así reforzar la seguridad de las unidades y las mercancías.