EXISTE POTENCIAL PARA AUMENTAR EXPORTACIONES Y ATRER MÁS INVERSIONES DEL GIGANTE ASIÁTICO A TERRITORIO MEXICANO

Por Laura Quintero

Ciudad de México.- La Guerra comercial entre Estados Unidos y China se mantiene en un estira y afloja permanente, ya que, en este escenario de incertidumbre global, se abren una serie de oportunidades para México que le permitirán tomar ventaja en el tema de comercio y en la atracción de inversiones.

Agustín García, director de la sección para Asia y Oceanía del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (COMCE), explicó a Industrial News que la disputa comercial entre las dos potencias mundiales hará que México tenga un mercado con más potencial.

Actualmente, México es el segundo socio comercial más importante para China en Latinoamérica, sólo por detrás de Brasil. De acuerdo con datos del COMCE, el comercio entre México y China creció un 25 por ciento, mientras que la inversión entre ambos países se duplicó en los últimos cinco años.

“Es una relación pujante, que cada vez se consolida más y en ambos polos (tanto en México como en China) hay más interés de consolidar más la relación”, aseguró.

De acuerdo con el documento «Estados Unidos-China, tensiones comerciales y su impacto en México”, nuestro país es el 31 proveedor de China con un 0.6 por ciento, el potencial que tiene no es menor, ya que las exportaciones mexicanas al gigante asiático sólo representan el 5.2 por ciento de lo que exporta Estados Unidos a ese país.

Luis de la Calle, socio fundador de la consultoría De la Calle Madrazo Mancera, destacó que hay 86 productos agropecuarios que representan para México una oportunidad de 218 millones de dólares.

Además, la proveeduría de la economía china está más diversificada que la economía estadounidense. Pese a que Corea del Sur es el principal exportador a China, no alcanza ni el 10 por ciento de participación en el mercado chino.

“Ahora la estrategia del gobierno Chino es unirse más al tema de las importaciones y es ahí donde México tiene una gran oportunidad, no sólo en el tema de productos y alimentos, sino en otros que también somos fuertes como en el tema de autopartes, minero, de componentes electrónicos, en los que podemos tener buena presencia”, indicó Agustín García.

Los retos

“En temas de comercio exterior siempre hay retos, uno es el tema del conocimiento. Hay que dar a conocer las oportunidades al sector empresarial mexicano. Estamos muy acostumbrados a que nuestro comercio exterior esté muy vinculado y orientado al norte del continente, pero esto debe cambiar”, aseguró García.

Destacó que otro de los retos es seguir avanzando como se ha hecho en los últimos años en el tema de apertura de mercado, ir abriendo el mercado de más productos en China, principalmente. Lo anterior sería posible a través de esquemas y plataformas en las que se pueda hacer presencia fuerte de productos mexicanos.

Por su parte, Luis de la Calle comentó que, si bien las disputas comerciales entre China y Estados Unidos son una gran ventana de oportunidad para México, sólo estará abierta poco tiempo, porque si no la toma México, la tomará alguien más.

“Las oportunidades están ahí, pero si es importante que las conozcan y el sector empresarial se convenza para que realice acciones que puedan derivar en una mayor exportación”, aseveró Agustín García.