PREOCUPA QUE EL APOYO A LA PETROLERA ABRA UN HOYO FISCAL EN LAS FINANZAS PÚBLICAS

Por Laura Quintero

Ciudad de México.- El Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) había sido uno de los documentos más esperados por parte de inversionistas y calificadoras, y pese a que éste no contiene sorpresas, para la mayoría de los interesados en el tema resultó insuficiente, por lo que se han encendido focos rojos para la calificación crediticia de México y de la petrolera.

El 18 de julio, Pemex publicó su plan de negocios para los próximos tres años; como se había anunciado antes, éste contempla dos medidas de apoyo por parte del gobierno federal: la primera es una reducción de la carga fiscal de la petrolera por 128 mil millones de pesos y la segunda es una inyección de capital de 141 mil millones de pesos, ambas estarán diferidas de aquí a 2023.

De acuerdo con Ernesto O’Farrill Santoscoy, presidente de la Comisión de Análisis Económico del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), tal apoyo abrirá un hoyo fiscal de 14 mil millones de dólares en los próximos tres años, esto ejercería una presión en las finanzas públicas del país, lo cual aumenta la probabilidad de un recorte en la calificación soberana de México.

Para Moody’s, BBVA México y Citi, el plan resultó insuficiente. A través de un reporte, el grupo financiero Citi indicó que “sólo es cuestión de tiempo para que Moody’s baje la calificación de Pemex”, si eso ocurre, la petrolera mexicana —la más endeudada del mundo con 106 mil millones de dólares— perdería el grado de inversión, y con ello se encarecería el costo de su deuda.

“Este plan no evitará que calificadoras recorten la nota de Pemex porque no está resolviendo un problema estructural. Vendrán más recortes para Pemex, pero también para México. El gobierno necesita enfocarse en cómo revertir la caída de la producción y no lo está haciendo”, aseguró Gabriela Siller, directora de análisis económico-financiero de Banco Base.

Por su parte, la calificadora Standard & Poor’s Global, que a lo largo del año no ha hecho ningún cambio para México, anunció que aceleraría su revisión anual de la deuda soberana de México y de Pemex si la economía mexicana entrara en una recesión y se debilitaran las expectativas para 2020.

Fitch Ratings Moody’s Standar & Poor’s

Pemex BB+ BAA3 BBB+
México BBB A3 BBB+

No habrá más farmouts

En lo que se refiere a la producción lo que más preocupa del plan es la ausencia de las asociaciones público privadas, también conocidas como farmouts. Si bien el proyecto asegura que las asociaciones vigentes se mantendrán hasta finalizar el contrato, no contempla nuevas, y en sustitución de éstas establece 40 Contratos de Servicios Integrales de Exploración y Extracción (CSIEE), en los cuales Pemex mantiene la titularidad de la asignación y es el operador.

Pemex confía que con dichas asociaciones aumentará su producción en un promedio de 2.7 millones de barriles diarios para final del sexenio, desde los 1.7 millones de barriles diarios estimados para 2019.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México, aseguró que es necesaria la reactivación de los farmouts para posibilitar los incrementos significativos en la producción petrolera, contemplados en el plan para los últimos tres años del sexenio.